Esperan que el gobierno de Puerto Rico logre contratación para erradicar la hepatitis C

Esperan que el gobierno de Puerto Rico logre contratación para erradicar la hepatitis C Doctor Carlos Micames

Jean Mitchelle Vélez
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

El acceso a tratamientos para la condición de Hepatitis C en Puerto Rico se han visto limitado bajo el plan de salud del gobierno, debido a los altos costos, la falta de dinero y liquidez, durante años. Ahora con un tratamiento que erradica la enfermedad, que revolucionó la industria de la salud en el 2014, y que ha sido de gran impacto positivo en los Estados Unidos, los pacientes que cuentan con el plan del gobierno en la isla tampoco han logrado acceso para la cura, ya que no se han logrado contrataciones de empresas farmacéuticas, que puedan proveer el tratamiento que necesitan.

El tratamiento de Hepatitis C en el 2014 se revolucionó con unos tratamientos que hay en pastillas, que ha funcionado, en una tasa de cura de un 95%. Un método efectivo y contrario al que había, que era una inyección semanal y unas tabletas genéricas llamadas ribavirina. Con el tratamiento actual, la cura del 95% se debe a pacientes que eliminan el virus en la sangre, y los otros tienen muchos efectos secundarios. Ahora con el tratamiento lo das y la persona no se entera que está tomando tratamiento. Ahora los que son candidatos aumentaron y por ser un medicamento tan eficiente y revolucionario te puedes imaginar que el costo aumentó muchísimo”, afirmó a MSP el gastroenterólogo Carlos Micames.

Ante esto, el gobierno de la isla no ha podido lograr contratación con las casas farmacéuticas para ofrecer la cura que está aprobada por la FDA.

La razón por la que no han logrado la contratación en primer lugar se debe al alto costo. Segundo, entiendo de que hay desinformación porque cuando comparas otras condiciones, que existen tratamientos, que son caros, pero son condiciones crónicas donde nunca lo vas a curar (y son cubiertos por el plan médico), los pacientes sí tienen acceso a su tratamiento. En cambio, si tomamos en cuenta que el paciente con hepatitis C, que no se trata y está en riesgo de que progrese la enfermedad, que termina en cirrosis, al final terminará necesitando un trasplante de hígado. Esas cosas se pueden evitar si haces una inversión tratando estos pacientes con el medicamento nuevo y  evitas esos costos subsiguientes relacionados a la condición”, criticó el también presidente de la Asociación Puertorriqueña de Gastroenterólogos.

Además, expresó que el acceso al tratamiento para esta condición debe ser de igual forma, como en su momento se hizo con los pacientes de VIH positivo. Y más aún, debe haber acceso porque ya existe la cura definitiva a la Hepatitis C.

Se prevé que en los próximos meses haya un desembolso federal para tratar la crisis con el plan de salud gubernamental, pero se desconoce a donde se asignarán los fondos. Micames opinó que la prioridad deben ser los pacientes con esta enfermedad, que según un estudio por la doctora Cynthia Pérez, en el año 2010 se estimó que el 2.3% de la población puertorriqueña está infectada con el virus. Sin embargo, la mayoría son pacientes de un bajo estatus socioeconómico, por lo que dependen del plan de salud del gobierno para costear sus tratamientos y medicinas.

Quizás el gobierno se ha recostado en que el paciente que tiene hepatitis C, a través de las casas farmacéuticas, ha podido, en un número limitado, conseguir estos tratamientos gracias a la generosidad de las farmacéuticas que le otorgan descuentos y le entregan medicamentos, pero eso es limitado. Por ejemplo, tengo un paciente que no ha podido lograr acceso y hemos hecho acercamiento a las casas farmacéuticas y ya todas esas ayudas están agotadas. O sea, en ese sentido tienen las manos atadas y no es justo que ellos costeen estos tratamientos cuando deberían de haber unos fondos de parte del gobierno para estos gastos”, destacó el especialista.

El paciente puede durar hasta ocho semanas para erradicar el virus en sangre, con el nuevo tratamiento. Aunque el tratamiento actual es cubierto por muchos planes comerciales advantage, la persona que deseaba recibir tratamiento debía tener una capacidad económica de hasta 100 mil dólares. Pero bajo estos tratamientos que lanzaron en el 2014, sus costos se redujeron hasta 30 mil dólares, una cifra que sigue siendo inaccesible para la mayoría de la población con hepatitis C.

Complicaciones viviendo con Hepatitis C

Básicamente, la persona que sufre de la enfermedad es asintomática hasta que no haya alcanzado un estado avanzado, en el que se ocasionan severos daños en el hígado. A esto se le conoce como cirrosis.

Cuando la persona llega a ese estado comienza a sentir los síntomas de la condición -que no es realmente directo de la hepatitis C-, pero están manifestando reflejo al daño en hígado. Por el progreso, aumenta el riesgo de cáncer hepatocelular y, típicamente va a manifestarse en pacientes con esta condición ya una vez lleguen a estado de cirrosis. No es un porcentaje alto de pacientes (que llegan a cirrosis o cáncer) pero se ve y se ven más porque el desarrollo de cirrosis toma de 20 a 30 años”, explicó el especialista en endoscopia intervencional y enfermedades del páncreas y tracto biliar.

Entiendo de que el gobierno está tratando de lograr contratación para ofrecer tratamiento, pero el mensaje es que los pacientes no se sean tímidos y se sientan que la comunidad médica los está ayudando. Obviamente, estamos pendientes a que se logre (la contratación) en los próximos los meses. De eso no lograrse tenemos que empezar una campaña mediática y necesitaremos el apoyo de los pacientes”, finalizó.

Comentarios

X