Especialistas le hacen frente a la sepsis en pacientes de unidades de cuidado crítico en la isla

La sepsis sigue constituyendo una de las principales causas de mortalidad entre pacientes adultos de las unidades de cuidado crítico en el país.

Y es que los especialistas de las unidades de intensivo de la isla continúan haciéndole frente a la alta mortalidad que cobra la infección entre pacientes adultos de unidades de cuidado crítico, situación que causa el redoble de esfuerzos de los médicos para salvar la de estos pacientes.

Así lo estipuló a la Revista de Medicina y Salud Pública (MSP) la Dra. Gloria Rodríguez Vega, directora del Departamento de Cuidado Crítico del Hospital Hima San Pablo de Caguas y directora de intensivo de la institución hospitalaria que recibe sobre 80 pacientes mensuales en su unidad de cuidado crítico.

“La sepsis es una enfermedad que afecta a más de 26 millones de personas mundialmente y es la causa número uno de muerte en los intensivos no coronarios. Es una condición que tiene una mortalidad bien alta, de entre 28-50%. En Puerto Rico es alrededor de un 56%”, reveló a MSP la especialista.

“Más de 258,00 personas mueren anualmente de esta condición en los Estados Unidos, muere una persona a causa de sepsis cada 2 minutos, más que cáncer de próstata, de mamas y SIDA juntos”, declaró.

De paso, la sepsis representa un costo de alrededor de $20 mil por hospitalización, una cifra doble en comparación a otras causas de admisiones en el país.

“Esta condición consume más de $20 billones de dólares anualesTambién es la condición con la tasa más alta de rehospitalización a 30 días, con un costo de $2 billones de dólares anuales. Lamentablemente, es una condición poco conocida en la comunidad. Solo el 44% de la población adulta conoce sobre esta condición”, formuló Rodríguez Vega.

Entre las mayores causas de la sepsis se encuentran pacientes que sufren de pulmonía en un 92%, aunque la Jefa del Departamento de Cuidado Crítico indicó que la condición no discrimina porque “aunque es más probable en los infantes, envejecientes y los que tienen el sistema inmune comprometido, puede afectar a cualquier edad, genero, y poblacion, incluyendo hospitalizados, quirúrgicos, immunocompetentes y personas de todas las edades”.

Le puede interesar:   Por daño en el epitelio, fumadores tendrían mayor riesgo de COVID-19

“La sepsis se debe considerar como una emergencia médica de la misma manera que se considera los pacientes de trauma, derrame cerebral, síndrome coronariano agudo, que requiere atención y tratamiento temprano para que haya una mejor sobrevida. Se sabe que la mortalidad de sepsis aumenta un 8% por cada hora que se atrasa el tratamiento apropiado”, reveló.

De la misma forma concordó el Dr. Ricardo García de Jesús, intensivista pediátrico del Hospital Pediátrico de San Juan, quien aseguró que “la sepsis sigue siendo una de nuestras principales razones de admisión a nuestra unidad de intensivo. La mortalidad de nosotros ronda el 30%. La clave para combatir la sepsis es la intervención temprana mediante antibiótico una vez el médico tenga la sospecha y sobretodo en la primera hora luego del diagnóstico. También el vacunarse es clave”.

Le puede interesar:   El nuevo virus que obliga a repensar la atención en medicina

García de Jesús ha sido parte de estudios retrospectivos sobre sepsis en Puerto Rico a nivel nacional en conjunto con colaboradores de Estados Unidos.

“La sepsis causa un riesgo sobre 6 veces más la mortalidad en pacientes admitidos versus otros pacientes admitidos en la unidad de intensivo pediátrico”,

Logran reducir mortalidad

De otra parte, la doctora Rodríguez Vega celebró que el equipo de la unidad de cuidado crítico que lidera haya contribuído para la merma en la mortalidad reflejada en el Departamento de Intensivo.

“En el 2014 la mortalidad era 23% y el 2015 17%, una reducción de 6 puntos porcentuales. Hace 5 años en Puerto Rico no existía una unidad de cuidados intensivos multidisciplinaria cuyos pacientes fueran atendidos 24/7 por médicos especializados en cuidado crítico y un equipo de trabajo compuesto por médicos, enfermeras, terapistas respiratorios, farmacéutico y nutricionistas. También la unidad de neurointensivo es única en Puerto Rico porque los pacientes son atendidos por neurointensivistas certificados por el United Council of Neurologic Subspecialties”, manifestó.

“Nosotros logramos ser parte del proyecto del ICU liberation grant del Moore Foundation, una iniciativa de la Society of Critical Care Medicine para reducir la mortalidad y morbilidad en nuestros pacientes por medio de la movilización temprana, reducción de delirio e inclusión de los familiares”, concluyó.

Comentarios

X