Enfermeras y enfermeros puertorriqueños podrán certificarse en cuidado crítico pediátrico

En la foto, el profesor José Ramos y la enfermera Clara Álvarez, quien forma parte del primer grupo de profesionales de la salud que culminó la Certificación en Cuidado Crítico Pediátrico y Neonatal en Puerto Rico.

Enfermeras y enfermeros puertorriqueñas podrán certificarse en cuidado crítico e intensivo de pacientes pediátricos gracias a la creación de la Certificación en Cuidado Crítico Pediátrico y Neonatal, programa que celebra la otorgación del grado al primer grupo de diez profesionales de la salud que culmina dichos cursos de la Escuela de Enfermería del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR) según informado en un documento enviado a la prensa.

“Como educador, estamos enfocados en desarrollar el profesional de enfermería hacia nuevas metas. En Puerto Rico identificamos la necesidad de desarrollar el profesional de enfermería con unas competencias en el manejo de los pacientes pediátricos críticamente enfermos y diseñamos un currículo único en la Isla”, explicó el profesor José Ramos, egresado del programa de maestría de la Escuela de Enfermería y especializado en cuidado crítico de pacientes.

De acuerdo a Ramos, aunque un enfermero graduado está preparado para trabajar de manera general con cualquier tipo de paciente en cuidado intensivo, lo que se pretende es brindarle al enfermero y enfermera unas competencias o herramientas más específicas y avanzadas para identificar de forma preventiva síntomas de deterioro específicamente en pacientes pediátricos y neonatales o recién nacidos en cuidado intensivo, para así tratar los síntomas antes de que el paciente llegue a una fase aguda. Este tipo de preparación avanzada también tiene como resultado una mejor comunicación entre el enfermero o enfermera y el médico pediátrico que atiende al paciente.

“Esta certificación me ayudó mucho porque pude identificar en el paciente pediátrico distintos problemas y situaciones de riesgo y cómo atacarlos antes de que el paciente llegue a fase aguda. Pude también entrenarme en el trato con el médico e identifiqué la importancia de tener un buen diálogo, una comunicación efectiva y con un vasto conocimiento para poder afrontar los problemas que tenga el paciente”, expresó la enfermera Clara Álvarez, quien forma parte del primer grupo de profesionales de la salud que culminó la Certificación.

Durante un año, los alumnos del programa completaron cursos teóricos avanzados y cursos prácticos en unidades reales de intensivo quirúrgico y general en distintos hospitales donde pudieron manejar pacientes críticos neonatales hasta los 18 años, conectados a ventiladores, con drenaje y otro tipo de situaciones que les permitieron desarrollar unas destrezas específicas y realizar diagnósticos más precisos. Puede obtener más información sobre estas y otras certificaciones llamando al 787-758-2525, extensión 1187 o 2540.

Comentarios

X