Enfermedades crónicas serían producto de fallos en el metabolismo

Enfermedades crónicas serían producto de fallos en el metabolismo A nivel molecular, el equilibrio celular se altera, impidiendo la finalización del ciclo de curación y cambiando permanentemente la forma en que la célula responde al mundo

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

Hoy en día, los para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos afirman que más del 50% de adultos y 1/3 de la población infantil de ese país, sufre algún tipo de enfermedad crónica.

Desde hace muchos años, la medicina afirma que las enfermedades crónicas son condiciones sin ningún tipo de curación o tratamiento que sea definitivo. Para la mayoría de casos, los médicos tratantes afirman a los pacientes que se trata de enfermedades a las que no se les relaciona una causa específica y que -además- el origen es casi imposible de descubrir. Sin embargo, una investigación publicada recientemente propone un nuevo modelo sobre la comprensión de este tipo de enfermedades, ya que las vincula con fallos en la comunicación celular y en consecuencia, generando problemas en el metabolismo.

En este estudio científico liderado por Robert K. Naviaux, MD, PhD, profesor de medicina, pediatría y patología en la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Diego, postula que la manifestación y desarrollo de una enfermedad crónica en realidad es producto de una interrupción en el ciclo biológico de curación, bloqueo originado en fallas en niveles celulares y metabólicos.

El proceso de curación es un círculo dinámico que comienza con una lesión y termina con la recuperación. Las características moleculares de este proceso son universales”, mencionó Naviaux al portal web Intramed.net. El científico recalcó que “La evidencia emergente muestra que la mayoría de las enfermedades crónicas son causadas por la reacción biológica a una lesión, no la lesión inicial o el agente de la lesión. La enfermedad se produce porque el cuerpo no puede completar el proceso de curación”.

Hace más de una década, el profesor Naviaux, quien también se desempeña como director del Centro de Enfermedades Metabólicas y Mitocondriales de la Universidad de California en San Diego investiga y adelanta con su equipo de trabajo una novedosa teoría en la que se analiza la respuesta de peligro de las células(CDR), una respuesta biológica de las células ante eventos adversos como lesiones o estrés. De acuerdo con su teoría, en la CDR se evidencian tres características metabólicas que componen el ciclo natural de curación:

  • El objetivo de la respuesta de peligro de las células(CDR) es ayudar a proteger la célula y poner en marcha el proceso de curación“, mencionó Naviaux, ya que produce que la célula cese la interacción con sus vecinos, se retraiga y endurezca hasta que el peligro cese.
  • Pero a veces CDR se atasca. A nivel molecular, el equilibrio celular se altera, impidiendo la finalización del ciclo de curación y cambiando permanentemente la forma en que la célula responde al mundo. Cuando esto sucede, las células se comportan como si todavía estuvieran heridas o inminentes peligro, a pesar de que la causa original de la lesión o amenaza ha pasado“, describió a Intramed.net.
  • La química proporciona el vínculo entre el genotipo y el fenotipo de dos maneras: (1) el metabolismo celular es el resultado directo de las interacciones gen-ambiente (G × E = metabolismo) y (2) los productos químicos (metabolitos) fabricados y procesados por la célula tienen una biología dual como materia e información, se detalla en la publicación original.

El estudio aleatorizado publicado hace pocos días se adelantó y desarrolló el año anterior en población infantil con autismo. De acuerdo con la información publicada, en el ensayo clínico aleatorizado participaron 10 niños diagnosticados con autismo, a los que se les implementó un tratamiento compuesto por una dosis única de un medicamento que inhibe el adenosin trifosfato, molécula que se produce en las mitocondrias y cuya función es advertir a la célula de situaciones de peligro.

Los resultados de la investigación mostraron que al silenciar la señalización de ATP, generalmente anormal en niños con autismo, los participantes mejoraron drásticamente en sus comportamientos sociales además de mostrar adelantos en las habilidades comunicativas: establecían contacto visual, hablaban y detenían los movimientos repetitivos. Sin embargo, no fueron mejoras definitivas ya que estas desaparecieron paulatinamente, a medida que el fármaco administrado salía del organismo.

La progresión a través del ciclo de curación, afirmó el científico, está controlada por las mitocondrias. Estos organelos celulares están más asociadas a la producción de células energéticas que necesitan moléculas de señalización -obtenidas del metabolismo- para regular los receptores celulares, entre ellos más de un centenar están vinculado con el proceso natural de curación. “Son anormalidades en la señalización que causan que las etapas normales de la respuesta de peligro celular persistan anormalmente, creando bloqueos en el ciclo de curación“, afirmó el científico.

Según el investigador, “La disfunción progresiva con lesión recurrente después de la cicatrización incompleta ocurre en todos los sistemas de órganos, no solo en el cerebro”. Adicionalmente mencionó que “la enfermedad crónica se produce cuando las células quedan atrapadas en un ciclo repetitivo de recuperación incompleta y nueva lesión, incapaces de sanar por completo. Esta biología está en la raíz de prácticamente todas las enfermedades crónicas conocidas, incluida la susceptibilidad a infecciones recurrentes, enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoidea. enfermedad cardíaca y renal diabética, asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, demencia de Alzheimer, cáncer y trastorno del espectro autista“.

Teoría obligaría a la medicina a replantear el abordaje de las enfermedades crónicas

Acorde a su postulado, Naviaux sugiere que esto podría explicar el motivo de las recaídas de los enfermos con este tipo de padecimientos y por qué algunas personas sanan con mayor rapidez. A esto, Naviaux lo nombró “forma de “adicción” metabólica en la que la célula en recuperación se condiciona a su estado alterado“.

Por ello, en la actualidad el investigador afirma que la ciencia podría replantear la perspectiva que la medicina tiene sobre las enfermedades crónicas, ya que debería concentrarse en la prevención de las enfermedades crónicas y en la búsqueda de tratamientos definitivos.

Una vez que se han identificado y eliminado los desencadenantes de una lesión crónica, y se tratan los síntomas en curso, tenemos que pensar en solucionar el problema subyacente de la cicatrización alterada. Desviando el foco de las causas iniciales hacia los factores metabólicos y vías de señalización que mantienen enfermedades crónicas, podemos encontrar nuevas formas de, no solo acabar con la enfermedad crónica, sino de prevenirla “.

La idea sería dirigir los tratamientos a los procesos subyacentes que bloquean el ciclo de curación”, dijo en sus declaraciones al portal web Intramed.net.

X