En aumento las enfermedades de tiroides en Puerto Rico

La Sociedad Puertorriqueña de Endocrinología y Diabetología (SPED) alertó sobre el aumento en los padecimientos de las enfermedades de tiroides en Puerto Rico.
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

La Sociedad Puertorriqueña de Endocrinología y Diabetología (SPED) alertó sobre el aumento en los padecimientos de las enfermedades de tiroides en Puerto Rico, en el inicio del mes de marzo, decretado por el Departamento de Salud como el mes de la Prevención y Tratamientos de las Enfermedades de Tiroides.

En la Isla, se estima que un 20% de la población padece de algún trastorno de tiroides y un estudio reciente indica que un 33% de las mujeres puertorriqueñas tienen alguna enfermedad de la glándula tiroidea.

La glándula tiroidea es  un órgano que se encuentra localizada debajo de la laringe en la base del cuello y produce hormonas que controlan el ritmo de muchas actividades del cuerpo como: el ritmo cardíaco, la presión de la sangre, el sistema reproductivo, el metabolismo de grasas, entre otros. Las enfermedades de tiroides ocurren cuando la glándula no produce las cantidades adecuadas de hormonas (hipotiroidismo) o las produce en exceso (hipertiroidismo).

Detección temprana y tratamiento individual de la tiroides

Según el doctor José García Mateo, especialista en endocrinología y presidente de SPED, la detección temprana y un tratamiento individualizado son métodos esenciales para controlar las condiciones de tiroides.

Hacemos un llamado a la detección temprana de trastornos de tiroides en toda la población, sobretodo en las mujeres que continúa siendo el grupo de mayor prevalencia. Como parte del examen anual es importante que las mujeres y los hombres procuren a su médico la prueba de sangre  TSH, fundamental para medir si la glándula tiroidea está funcionando correctamente. Podemos detectarlo temprano, hacer un tratamiento y un seguimiento para mantener los niveles adecuados de la hormona tiroidea, lo cual llevara  a prevenir alguna complicación de salud reemplazando la hormona adecuadamente”,

dijo el especialista.

De igual forma, el médico señaló que aunque en el pasado existían tratamientos agresivos con procedimientos quirúrgicos, en la actualidad cuentan con herramientas como biopsias y  marcadores moleculares “que nos hacen a los especialistas darle seguimiento al paciente sin necesidad de un procedimiento invasivo”.

Además, el endocrinólogo advirtió sobre los peligros y efectos adversos que puede traer a la salud de los pacientes la sobre exposición de tratamientos para tiroides.

De acuerdo al doctor García Mateo, un tratamiento en cantidades excesivas de la hormona tiroidea sintética puede acelerar la disminución de la masa ósea, empeorando la osteoporosis o aumentar su riesgo y causar trastornos del ritmo cardiaco o arritmias.

Es esencial que aquellos pacientes diagnosticados reciban un tratamiento individualizado, preferiblemente de manera gradual que permita identificar la dosis adecuada de levotiroxina, la hormona tiroidea sintética.  El sobretratamiento de las condiciones de tiroides con  una modalidad de tratamiento invasiva y agresiva cuando no es necesario también puede ser perjudicial para el paciente”,

alertó.

Prevalencia en personas de mayor edad

Por su parte, la subsecretaria de Salud, la doctora Concepción Quiñones de Longo,  enfatizó en la importancia de la prevención de esta y otras enfermedades crónicas, en momentos en que la población del país es cada vez de más personas de mayor edad.

Después de los 40 años las mujeres tienen más tendencia y tenemos que estar más conscientes de que en Puerto Rico hoy día la población de mayor edad ha aumentado y hay más probabilidad de que personas desarrollen esta condición. El hecho de que (haya) más personas de mayor edad hace más importante la prevención. Estas personas deben visitar regularmente a su médico y hacerse las pruebas de rutina para poder detectar condiciones crónicas temprano y que requieren tratamiento. Y tener una vida normal y fructífera como cualquier persona”,

recomendó.

Testimonios de pacientes

Los cantantes Nydia Caro, Chucho Avellanet y la modelo y Miss Universe Puerto Rico 2007 Uma Blasini, ofrecieron sus testimonios como pacientes de diversas enfermedades de tiroides, al tiempo que exhortaron a la población a acudir a su médico y a seguir el tratamiento para controlar las condiciones de tiroides.

“Cuando me diagnosticaron lo que yo tengo que se llama Hashimoto no tenía idea de que quería decir eso. Me lo diagnosticó un internista que simplemente me estaba haciendo un chequeo general. Yo lo herede de mi mamá. Mi gran confusión cuando me pongo a leer sobre Hashimoto en la tiroides, (es que) yo no tenía ninguno de los síntomas.

El único síntoma que todavía tengo es que me da mucho frío, pero el frío que me da en el cuerpo es uno muy diferente”, compartió Caro sobre la enfermedad que padece, que es la causa más frecuente de hipotiroidismo en Puerto Rico y Estados Unidos, y se caracteriza porque causa una  inflamación crónica de la glándula tiroides llevando a una carencia en la producción de la hormona. Otros síntomas de Hashimoto son: cansancio, depresión, aumento de peso, sueño, menstruación irregular, entre otros.

En el caso de Avellanet, su condición de tiroides fue diagnosticado mientras enfrentaba un Linfoma y su alerta fue que empezó a bajar de peso exageradamente. “Yo veía que comía de todo pero me ponía flaco. Hasta que me dijeron que era la tiroides. Y como yo tengo gente en la familia que ha padecido de la tiroides y yo dije ‘pero si la gente que padece de la tiroides se pone gruesa’. Pero claro, lo que yo tengo es hipertiroidismo y gracias a Dios todo está controlado”, explicó el cantante sobre su condición causado por un desorden autoinmune (enfermedad de Graves), nódulos productores de hormona, medicamentos, entre otros. Sus síntomas son contrarios al hipotiroidismo: pérdida de peso, calor e insomnio.

Por su parte, Blasini dijo que fue gracias a su mamá, también paciente de tiroides, quien le impulsó a que se chequeara una bolita que tenía en el cuello, que descubrió en una etapa temprana el cáncer de tiroides. “Yo me enteré de que padecía la condición tiroidea a los 25 años. Joven al fin yo decía yo no tengo nada, yo no voy para el doctor. Tomé la determinación de ir a chequearme y salió que tenía cáncer de tiroides localizado. Me retiran la tiroides y ahora puedo llevar una vida normal con mi terapia de reemplazo hormonal que utilizo diariamente. Para ese tiempo tenía síntomas como que estaba bien delgadita, se me estaba comenzando a caer el cabello y tenía la piel reseca. Quiero exhortar a que si tienen algunos de estos síntomas que se hagan su prueba de tiroides, consulten con su médico y además que ustedes sean portavoces en sus familias para poder impactar a otros”, recomendó la también empresaria. 

De otra parte, la Sociedad Puertorriqueña de Endocrinología y Diabetología realizará una serie de actividades durante el mes de alerta de las enfermedades de tiroides, entre estas dos Ferias de Salud donde se harán pruebas de TSH. La primera será el 20 de marzo en el vestíbulo de Telemundo en Hato Rey y la otra el 25 de marzo en el vestíbulo del Montehiedra Office Center. Ambos eventos serán en horario de 8:00 a.m. a 1:00 p.m

Por: Angélica Claudio Merced

Comentarios

X