El uso de CPAP podría aumentar la pérdida de peso en los adultos obesos

La apnea del sueño es más común en las personas obesas. Sucede cuando las personas dejan de respirar temporalmente

Los adultos obesos con apnea obstructiva del sueño que siguen una dieta restringida en calorías pueden perder más peso si también usan un ventilador portátil de CPAP, según un estudio reciente.

«El CPAP puede realmente facilitar la pérdida de peso,» dice el líder del estudio Yuanjie Mao, MD, un becario de endocrinología de la Universidad de Arkansas. Este sábado expuso los hallazgos en Nueva Orleáns en el congreso Endocrinológico de 2019, la reunión anual de la Sociedad Endocrina.

Los hallazgos presentados en las reuniones médicas se consideran preliminares hasta que sean revisados por pares o publicados en una revista médica.

La apnea del sueño es más común en las personas obesas. Sucede cuando las personas dejan de respirar temporalmente, debido a que los músculos de la garganta se relajan demasiado y se cierran las vías respiratorias. La máquina CPAP (presión positiva continua de las vías respiratorias) bombea aire presurizado hacia la garganta y los pulmones, manteniendo los músculos de la garganta abiertos.

Mao dice que el hallazgo podría disminuir la resistencia que muchos pacientes tienen cuando su médico les sugiere que usen una CPAP. Por lo general, los pacientes preguntan si pueden tratar de perder peso primero y así no necesitarán la máquina, dice. Con base en los hallazgos del estudio, su nuevo enfoque es decirles a los pacientes que podrían perder más peso si comienzan ambas cosas al mismo tiempo.

Sin embargo, dos médicos que revisaron el estudio aún no están convencidos de que los hallazgos se apliquen de manera generalizada.

Estudio CPAP

Los investigadores observaron los registros de 300 pacientes obesos, con una edad promedio de 55 años, que fueron tratados en la clínica universitaria de pérdida de peso entre enero de 2014 y agosto de 2017. Todos participaron en un programa de 16 semanas que incluía una dieta muy baja en calorías (800 calorías diarias), un programa de ejercicios, y asesoramiento y terapia conductual semanales.

Los investigadores compararon la pérdida de peso en tres grupos:

  • 89 pacientes no tenían síntomas de apnea, por lo que no usaron CPAP
  • 164 tenían síntomas de apnea pero no usaron CPAP
  • 47 tenían síntomas de apnea y usaron CPAP

No todos los pacientes se sometieron a un estudio del sueño, por lo que el equipo de Mao no pudo determinar la gravedad de la apnea. Los síntomas incluyen ronquidos fuertes, somnolencia diurna, fatiga o quedarse dormido durante el día involuntariamente.

Después de 16 semanas, «los pacientes que recibieron CPAP perdieron 27 libras, aquellos con apnea que no utilizaron CPAP perdieron 21, y aquellos sin síntomas perdieron 19 libras (en promedio)», dice Mao.  Aunque la pérdida absoluta de peso fue mayor en el grupo de CPAP, el porcentaje de pérdida de peso no fue significativamente mayor que en los otros dos grupos, apuntó Mao.

Aun así, Mao afirma que cree que «si comenzamos la CPAP al mismo tiempo que un programa de pérdida de peso, los pacientes tendrán una pérdida de peso mayor”.

Segundas opiniones

La diferencia real en la pérdida de peso entre los tres grupos fue «no muy grande», dice Eric Kezirian, MD, profesor y vicepresidente de cirugía de cráneo-cuello de la Facultad de medicina Keck de la Universidad del Sur de California, quien revisó los hallazgos.

«Al ver este estudio, no estoy totalmente convencido de la idea de que la CPAP sea un factor clave para la pérdida de peso», dice, debido a la existencia de un rango tan amplio de índices de masa corporal (IMC). El IMC de los participantes osciló entre más de 30, el comienzo de la obesidad, a 49, obesidad mórbida.

Aunque los investigadores observaron el porcentaje de pérdida de peso y la pérdida absoluta de peso, Kezirian dice que habría sido valioso evaluar la pérdida de peso en relación con el exceso de peso corporal de una persona, una medida común en los estudios de pérdida de peso. Esa medida tiene en cuenta la altura, el género y otros factores.

En su experiencia, «la CPAP sola sin dieta puede ayudar a las personas a perder peso, independientemente de la intervención dietética, en pacientes seleccionados». Duermen mejor, tienen más energía y pueden estar inclinados a hacer más ejercicio, dice.

Basándose en el estudio, dice que no les diría a todos los pacientes con dietas para perder peso que contaran con la CPAP para aumentar la pérdida.

Investigaciones anteriores han mostrado resultados contradictorios sobre cuánto ayuda la CPAP a perder peso, dice Matthew J. Freeby, MD, un endocrinólogo del Centro Médico UCLA en Santa Mónica.

Freeby dice que se necesita un estudio más grande para verificar estos hallazgos. «El grupo de la CPAP puede ser muy diferente a los otros grupos», dice. Tal vez estén más motivados tanto para usar la CPAP como para hacer dieta, indicó.

Comentarios

X