El melanoma no es el único cáncer de piel grave

El melanoma no es el único cáncer de piel grave Un tipo de cáncer de piel llamado carcinoma de células escamosas (CCE) cada vez es más habitual entre la población y dermatólogos alertan sobre las señales de alerta del mismo.

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

Un tipo de cáncer de piel llamado carcinoma de células escamosas (CCE) cada vez es más habitual entre la población y dermatólogos alertan sobre las señales de alerta del mismo.

Cada año, se diagnostican en Estados Unidos unos 700,000 casos nuevos de este cáncer de piel, según la Academia Americana de Dermatología (American Academy of Dermatology).

“Aunque otros cánceres de piel pueden ser más letales, son menos comunes que el carcinoma de células escamosas”, sostuvo la Dra. M. Laurin Council, profesora asistente de dermatología en la Universidad de Washington, en St. Louis.

Este tipo de cáncer es muy tratable cuando se detecta temprano, “así que es importante que la gente conozca las señales de esta enfermedad y observe de cerca su piel”, añadió Council en un comunicado de prensa de la Academia Americana de Dermatología.

Algunas posibles señales del carcinoma de células escamosas son un bulto rosa o blanco, una mancha escamosa y dura, o una llaga que no se acaba de curar, dijo.

La exposición sin protección a la luz ultravioleta, natural o artificial, es un factor de riesgo de todos los tipos de cáncer de piel.

Para protegerse, la Academia Americana de Dermatología recomienda que se ponga a la sombra, que lleve ropa protectora y que use un filtro solar de amplio espectro y resistente al agua con un FPS de 30 o más. La academia también desaconseja las camas de bronceado.

“La prevención y la detección temprana son vitales en la lucha contra el cáncer de piel”, dijo Council.

Las señales de advertencia del melanoma, el cáncer de piel más letal, no aplican normalmente al carcinoma de células escamosas, de modo que es importante estar alerta a cualquier señal sospechosa, dijo Council.

“Los lunares no son las únicas lesiones cutáneas que podrían indicar la presencia de un cáncer de piel. Cualquier crecimiento en la piel que sea nuevo, que haya cambiado o que no desaparezca amerita la visita al dermatólogo”, añadió.

Biblioteca Nacional Medicina Nacional de Medicina.

Comentarios

X