El agrandamiento de próstata benigno no tratado en pacientes puertorriqueños

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

El agrandamiento de la próstata, también conocido clínicamente como hiperplasia prostática benigna, puede presentarse en más del 20% de varones mayores de 40 años, pero este porcentaje supera el 70% en mayores de 60 años, mientras que puede afectar hasta al 90% de varones que superan los 80 años.

Según el doctor William Román Torreguitart, presidente de la Sociedad de Urología de Puerto Rico, es uno de los tumores benignos que mayores retos conlleva para la medicina por sus diversas manifestaciones  clínicas.

En entrevista con la versión de Facebook de la Revista Medicina y Salud Pública el especialista informó que es más frecuentes en los hombres mayores afectando a la próstata o glándula reproductiva masculina encargada de generar el líquido que transporta los espermatozoides durante la eyaculación.

De acuerdo al urólogo esta patología no suele presentar síntomas importantes, aunque a veces puede producirse dificultad para iniciar la micción, chorro urinario débil, ganas frecuentes de orinar, dificultad para aguantar la orina o chorro de orina intermitente.

Román Torreguitart explicó que la condición puede pasar desapercibida para el paciente -al menos hasta presentar síntomas urinarios cuando ya han surgido complicaciones derivadas de esta condición.

Las más comunes suelen ser: formación de piedras en la vejiga, infección urinaria frecuente, sangrado al orinar y daño renal. Sobre este último se produce como consecuencia de la presión alta en la vejiga. “Al tener esas presiones altas en la vejiga, para poder pasar la orina, esa reacción se transfiere al riñón”, explicó el doctor Román Torreguitart.

Sobre el tratamiento de esta condición, el destacado urólogo mencionó que la prioridad para el médico tratante debe ser la de cuidar la función renal en hombres con agrandamiento de próstata. Por otro lado, el médico también destacó que “hay pacientes que se acostumbran a orinar así”, es decir, que llegan al consultorio cuando ya presentan fallos en los riñones.

Síntomas

En las personas con agrandamiento de próstata, la gravedad de los síntomas varía, pero tienden a empeorar gradualmente con el tiempo. Algunos signos y síntomas frecuentes de la hiperplasia prostática benigna son los siguientes:

  • Necesidad de orinar frecuentemente o con urgencia

  • Aumento de la frecuencia de la orina por la noche (nicturia)

  • Dificultad para comenzar a orinar

  • Flujo de orina débil o que se detiene y vuelve a comenzar

  • Goteo después de orinar

  • Imposibilidad de vaciar la vejiga por completo

Los signos y síntomas menos frecuentes comprenden los siguientes:

  • Infección urinaria

  • Imposibilidad de orinar

  • Sangre en la orina

El tamaño de la próstata no determina necesariamente la gravedad de los síntomas. Algunos hombres con agrandamiento leve de la próstata pueden tener síntomas importantes, en tanto que otros hombres con mayor agrandamiento de la próstata pueden tener solo síntomas leves.

En algunos casos, los síntomas se estabilizan con el tiempo e incluso pueden mejorar.

Otras causas posibles de síntomas urinarios

Las enfermedades que producen síntomas similares a los del agrandamiento de la próstata comprenden las siguientes:

  • Infección urinaria

  • Inflamación de la próstata (prostatitis)

  • Estrechamiento de la uretra (constricción de la uretra)

  • Formación de cicatrices en el cuello de la vejiga como resultado de cirugías previas

  • Cálculos en los riñones o en la vejiga

  • Problemas de los nervios que controlan la vejiga

  • Cáncer de próstata o de vejiga

Fuente: Mayo Clinc

Comentarios

X