El açaí: medio de contagio del parásito causante del mal de Chagas

El açaí: medio de contagio del parásito causante del mal de Chagas La enfermedad de Chagas es uno de los mayores problemas de salud pública en los países y estados situados en la región amazónica, causando incapacidad en personas infectadas y más de 10.000 muertes por año.

Agencia Latina de Medicina y Salud Pública

El descubrimiento internacional del açaí —fruto de una palmera (Euterpe oleracea) que crece en la selva amazónica, cada vez cobra mayor importancia al difundir el gran número de propiedades benéficas que la fruta brinda a la salud humana. Sin embargo, investigadores de Brasil piden prudencia y alertan de la transmisión del parásito Trypanosoma cruzi a través del jugo artesanal que se prepara con esta fruta en varias comunidades de ese país.

Las afirmaciones están respaldadas por dos estudios científicos, realizados en este país debido a la prevalencia de la enfermedad. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el mal de Chagas se transmite por la picadura de un insecto conocido como chinche, chimaracha y otros nombres o por el contacto con las heces del insecto. Sin embargo, no es una condición de rápido diagnóstico puesto que la mayoría de casos son asintomáticos hasta que se evoluciona hasta la fase crónica, en la que provoca complicaciones digestivas y cardíacas.

Uno de estos estudios se dio a conocer en la revista Emerging Infectious Diseases. En la publicación se informa que en diez habitantes de las ciudades de Manaus y Lábrea, quienes presentaban fiebre y dolores de cabeza acompañados de debilidad general, portaban en su cuerpo el parásito encontrado en variedades artesanales de jugo de açaí, consumido días antes. De acuerdo con las investigaciones, a infección por el consumo del açaí ocurriría cuando por accidente el insecto o sus heces infectadas son triturados con el fruto en batidoras artesanales. El contacto del insecto con el fruto ocurre durante su procesamiento y almacenamiento. Mantenido en cestos abiertos, el açaí fermenta, generando dióxido de carbono, lo que atrae al insecto causante de la enfermedad.

Los hallazgos refuerzan la hipótesis de que en la región amazónica el jugo de açaí preparado artesanalmente es una de las fuentes de infección por el parasito”, dice Marcus Lacerda, médico de la Fundación de Medicina Tropical, en Manaus, y uno de los autores del estudio.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores recolectaron y evaluaron muestras de sangre de los pacientes así como muestras del jugo que habían consumido, verificando que contenían ADN del parásito.

Además de esta, un segundo estudio publicado en la revista científica Memórias do Instituto Oswaldo Cruz, comprobó que el aumento de casos con esta enfermedad en Pará, uno de los estados que más consumen jugo de açaí en Brasil se relaciona con el tiempo de cosecha, fenómeno que ocurre entre agosto y diciembre. A la conclusión se pudo llegar luego de una evaluación de los registros del Sistema de Información de Agravios de Notificación (SINAN) entre 2000 y 2016. Durante este periodo se confirmaron 2.030 de los 16.807 casos reportados de mal de Chagas en el estado, con una mayor incidencia durante el segundo semestre del año, reportaron medios de comunicación brasileños.

La evaluación de los números absolutos de casos confirmados sugiere que la infección por vía oral aumentó a lo largo del período, diferenciándose de lo que se registró en términos de vías de infección vectorial u otras”, mencionó a SciDev.Net Juliana de Meis, inmunóloga del Instituto Oswaldo Cruz (IOC-Fiocruz), en Rio de Janeiro. Es decir que esta nueva investigación confirma la sospecha que vincula al açaí como nuevo foco de contagio del T. cruzi

La enfermedad de Chagas es uno de los mayores problemas de salud pública en los países y estados situados en la región amazónica, causando incapacidad en personas infectadas y más de 10.000 muertes por año.

Los casos de la enfermedad crecen sistemáticamente, específicamente en la región Norte del Brasil, región de la que es originario este fruto. Según el boletín epidemiológico de 2015 del Ministerio de Salud, entre 2000 y 2013 se confirmaron 812 casos de transmisión oral de la enfermedad de Chagas en el estado de Pará.

Sin embargo, todo indica que estos números están subestimados, porque según los registros estatales del SINAN, solamente entre 2007 y 2013 se confirmaron 851 casos de transmisión oral en Pará”, señaló De Meis.

Comentarios

X