El 16% de los profesionales de enfermería sufren de dolor crónico

Paula Alejandra Rojas
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

Según un estudio de la Fundación Galatea de Barcelona, el 15,8% de los profesionales de enfermería sufre dolor crónico y el 35,6% tiene riesgo de desarrollar problemas de salud mental. La principal causa de estas enfermedades, es la carga elevada de trabajo y los horarios poco convencionales que propician en el colectivo hábitos de vida poco saludables y malos indicadores de salud.

Sobre una muestra de 2.260 personas, el 57,1% de los encuestados dijo haber experimentado síntomas de dolor; el 51,3% fatiga y el 17,9% ansiedad o depresión, situaciones que son más habituales en mujeres y superiores a las de otros profesionales de salud. Asimismo, se comprobó cómo uno de cada tres enfermeros (35%) ve insegura su situación laboral, especialmente entre el colectivo menor de 40 años, con la mayoría de los contratos de interinidad y temporalidad, y a esta situación se añade que el 33,7% realiza jornadas sin horario fijo, de día, noche y fin de semana, que difícilmente son compatibles con la conciliación familiar y social.

En el último mes, el 64% ha trabajado

en fin de semana, el 37% en horarios cambiantes y el 27% ha trabajado de noche, y más de la mitad considera que los horarios que tienen dificultan su vida social y familiar. Por último, el estudio afirma que el 35% de profesionales trabaja más de 40 horas semanales, a lo que se suma una mayor carga de trabajo doméstico en las mujeres, con lo que llegan a unas 55 horas.

Por otra parte, el estudio demuestra que una tercera parte de los encuestados duerme menos del tiempo que es considerado como saludable. Sobre el estado de salud autopercibido, se detalló que el 14,9% cree que tiene un estado de salud regular o malo, por encima del 9,5% de la población general, y ha añadido que la mala salud mental tarda un poco más en percibirse que la física. Ante esto, se ha destacado que, sobre el 35,6% de riesgo de trastornos mentales, se sitúa por encima del 20% de los pediatras, y el 18.8% médicos, y triplica el de la población general.

Comentarios

X