Efectivo tratamiento de inmunoterapia con anticuerpos monoclonales para tratar el cáncer de riñón

Cáncer de riñón Inmunoterapia para atacar las células cancerosas.

Marcela Moreno Wilches
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública


El cáncer de riñón se ubica entre los diez tipos de cáncer con mayor incidencia en la población, afectando a un equivalente de 1.7 en hombres por cada mujer.

La inmunoterapia es un tratamiento en el que se suministran medicamentos que activan el sistema inmunitario de una persona con el fin de atacar las células cancerosas. 

Si su médico tratante ha recomendado la inmunoterapia como parte de su tratamiento para el cáncer, aquí le contamos cuáles son sus alternativas y qué esperar de él.

Como primera medida, es importante aclarar que cuando el sistema inmunitario detecta una sustancia nueva en el cuerpo, genera una alarma y activa distintos mecanismos de ataque en su contra al identificarla como un agente extraño. Esta respuesta inmunitaria es capaz de destruir desde gérmenes como virus y bacterias, hasta células cancerosas.

Pese a su capacidad destructiva, eliminar las células cancerosas no resulta tan fácil, pues, el cáncer se produce cuando las células sanas cambian o se alteran y comienzan a crecer sin control, por lo que, es posible que el sistema inmunitario no siempre las reconozca como extrañas.

En el caso del cáncer de riñón se pueden utilizar varios tipos de inmunoterapia, destacándose los Inhibidores de puestos de control inmunitarios, medicamentos efectivos para atacar la PD-1, una proteína presente en las células T del sistema inmunitario que, al ser bloqueada por el fármaco, activa la respuesta inmune contra las células cancerosas, generando una disminución en el tamaño y crecimiento del tumor. Se ha demostrado que estos inhibidores aumentan la sobrevida de los pacientes y son altamente efectivos en casos de recidiva.

Otro tipo de inmunoterapia que se emplea son las citoquinas, proteínas muy pequeñas que regulan la actividad de las células inmunitarias, enviando señales que las activan para combatir el cáncer.

Las vacunas contra el cáncer son otra de las opciones, que, en este caso, se inyectan para tratar algunos tipos de cáncer ya diagnosticados o bien, como método de prevención.

Otra de las alternativas para los pacientes con cáncer de riñón son unas proteínas del sistema inmunitario fabricadas artificialmente y conocidas comúnmente como anticuerpos monoclonales (mABs o Moabs), estas resultan ser altamente efectivas para tratar una zona específica de la célula cancerosa debilitando la enfermedad.

La infección programada por medio de virus oncolíticos, es otro de los tratamientos utilizados para eliminar células tumorales y es usada con éxito en pacientes con cáncer en los riñones.

No olvide que su tratamiento es único y depende de múltiples factores como son el tipo de cáncer, el estadio de la enfermedad, las características individuales, entre otros. Su médico tratante será quien determine el plan a seguir para que pueda mantener un adecuado estado de salud. Siga sus recomendaciones y sea riguroso con sus controles y medicamentos.

Comentarios

X