Editorial: Dr. Ibrahim Pérez

Dr. Ibrahim Pérez,
Ex- Director de Salud – Municipio de San Juan
Ex- Director Departamento de Recreación y Deportes de Puerto Rico

Para que un sistema de salud sea efectivo deben existir dos componentes principales: el preventivo y el rehabilitador. Uno, para mantener a la gente saludable y otro, para tratar al que se enferma. La Reforma de Salud actual requiere cambios trascendentales para beneficio de más de un millón de usuarios.  Es muy importante llegar a un sistema de salud universal que sea único y capaz de garantizarle a la población su acceso de cuidados medico hospitalarios más costo efectivo. 

Se propone que los cuidados primarios preventivos se implementen desde los Centro de Salud Primaria 330, por tener indicadores de prevención fiscalizados por el gobierno federal. El modelo especializado que existe en Puerto Rico está puesto en acción en las cuatro escuelas de medicina de Puerto Rico y en las torres médicas de los hospitales.

Si se crea una alianza entre los Centros de Salud Primaria 330, las escuelas de medicina y las torres médicas de los hospitales, eso significa transformar los modelos HIPA de la Reforma de Salud actual.  Así se construye un sistema integrado entre médicos primarios, especialistas, los hospitales y laboratorios, entre otros, haciendo que todos esos componentes se responsabilicen del cuidado integral del paciente desde el aspecto preventivo y

curativo.

Otra de las propuestas sugeridas es la eliminación de las aseguradoras o limitar su función a una puramente administrativa.  Así no intervienen en la relación médico-paciente y es el gobierno quien trabaja directamente con los grupos médicos.

Hay que tener un sistema de salud digitalizado, como por ejemplo los expedientes médicos.  De esta manera se evita el malgasto de recursos y se mejora la comunicación entre los proveedores.  Asimismo, el tratamiento del paciente es conocido por todos los componentes del sistema.  Igualmente, utilizar indicadores de medición de los servicios ofrecidos a los pacientes, como su desempeño, por mencionar alguno, es parte de lo que se puede hacer para mejorar el sistema de salud en Puerto Rico. 

Es pertinente identificar mecanismos noveles que faciliten la adquisición de medicamentos a menor costo accesibles al paciente.

Finalmente, tiene que existir una mejor coordinación entre los entes reguladores del sistema de salud de Puerto Rico para viabilizar los procesos.  Actualmente cada uno trabaja por su lado y no se comunican entre ellos. Hay que tener voluntad para hacerlo posible porque es lo mejor para el paciente y no para un partido político.

Comentarios

X