Dra. Marcia Cruz: fusión científica y clínica por la vida de sus pacientes

Fusionar la medicina y la investigación requiere prepararse durante casi la mitad de la vida. Pero, precisamente ahí ha estado la dedicación y entrega de la doctora Marcia Cruz Correa. Y entre sus logros se destaca la caracterización molecular del cáncer del colon en la Isla.

Su pasión científica no solo triunfa en los laboratorios, donde mayormente pasa su tiempo, sino, que los resultados empíricos se traducen constantemente en una medicina humanista que da aliento a muchos pacientes con cáncer de colon en Puerto Rico.

“Desde que recuerdo que tengo vida, quería ser doctora”, fueron las primeras palabras que con fervor respondió a las preguntas iniciales de la Revista de Medicina y Salud Pública (MSP). Y, no solo logró convertirse en una gastroenteróloga, sino que conquistó con sus herramientas clínicas, la medicina oncológica. 

Pero su carrera no se detuvo ahí. Cruz Correa, entrenada en las escuelas de medicina del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico y John Hopkins, utilizó los laboratorios para revolucionar la investigación científica de los cánceres hereditarios en Puerto Rico, como el de colon.

En el 2006, regresó a su tierra natal como una de las primeras especialistas entrenadas en medicina e investigación (MD/PHD). A partir de ahí, inició en Puerto Rico los primeros estudios científicos de cánceres gastrointestinales. 

“Mi carrera se definió cuando veía tantos jóvenes con cáncer de colon, con 20, 30 y 40 años. Otra de las cosas que me dediqué a hacer son ensayos clínicos para disminuir el riesgo de una persona para disminuir cáncer”, sostuvo. 

Además, detalló que “promovimos la investigación de la vitamina D, calico y curcumina para la prevención de pólipos. La aspirina, para la prevención de cáncer gastrointestinal. Ahora comenzamos un estudio de metaplasia gástrica y la curcumina y otros”.

La biología molecular del cáncer de colon en Puerto Rico no es la misma de otros tumores que trastocan a otras etnicidades. Esta fue la conclusión de uno de los primeros estudios científicos donde Cruz Correa expuso al mundo la necesidad de modificar la terapia de los pacientes puertorriqueños.

“Cuando llegué a Puerto Rico no había una política pública establecida para comenzar a hacer prevención de cáncer de colon a edad temprana. En estos diez años hemos logrado aglutinar esfuerzos entre los profesionales de la salud como la Asociación Puertorriqueña de Gastroenterología, la Sociedad Americana Contra el Cáncer, el Centro Comprensivo de Cáncer y ahora la Coalición de Cáncer Colorrectal, que los reúne a todos en un solo fin: educar”, abundó la especialista.

Precisamente, Cruz Correa se encuentra celebrando uno de logros en los últimos años, donde todo un frente salubrista que incluye médicos, pacientes, voluntarios y otros profesionales de la salud se han unido bajo la sombrilla de la Coalición de Cáncer Colorrectal de Puerto Rico (CCCPR), para crear conciencia sobre la prevención y detección del tumor a tiempo. “El cambio en política pública para comenzar las pruebas para cáncer de colon a los 40 años fue otro logro en estos últimos años en Puerto Rico”, destacó.

La investigadora puertorriqueña también ha formado parte del Comité Nacional de Cáncer (National Cancer Institute Advisory Board del NIH), nombrada por el expresidente estadounidense Barack Obama, y el que las pruebas genéticas sean cubiertas por la mayoría de los planes médicos en la Isla cuando existe una alta sospecha de que el paciente esté expuesto a desarrollar cancer, se debe en gran parte a su gestión. 

Hoy día se desempeña como la directora de Biología en Cáncer del Centro Comprensivo de Cáncer de la Universidad de Puerto Rico (CCCUPR), preside la CCCPR, Investigadora del RCM, y es facultativa del Hospital de Veteranos, del Hospital Oncológico, entre otros centros hospitalarios.

Comentarios

X