Dr. Víctor Gordo, el internista que educa a los pacientes desde los medios de comunicación

Dr. Víctor Gordo, el internista que educa a los pacientes desde los medios de comunicación Dr. Víctor Gordo, médico internista.
Daniela Pinto M
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

El doctor Víctor Gordo tiene más de 30 años de experiencia en Puerto Rico. Un médico internista de 59 años muy querido por sus pacientes a los que él, cada semana a través de las redes sociales y un programa de televisión, intenta darles consejos de alimentación y prevención de enfermedades. Para el Dr. Gordo los pacientes siempre serán la prioridad.

En entrevista con la Revista Medicina y Salud Pública (MSP) el Dr. Gordo contó que desde hace seis meses utiliza las redes sociales para orientar a los pacientes. “Es mayormente hacer prevención para evitar que tengamos otras enfermedades u otras complicaciones de las enfermedades que tenemos que las tratamos de evitar si las tratamos bien”.

Además de sus mensajes e imágenes, también realiza videos con un entrenador personal que trabaja con pacientes con condiciones médicas como el párkinson. Pero no es la primera vez que el doctor está ante las cámaras; desde hace siete años hace parte del programa de televisión Latin Doctor junto a doctores de otras especialidades todos los domingos a las 2:00 p.m.

“Aparecemos mayormente un internista -el Dr. Víctor Gordo-, un ginecólogo, un neuroortopedia y un cirujano estético. Es una hora dedicada a la orientación de condiciones médicas, dieta, ejercicios, que básicamente es la parte primaria para empezar a prevenir condiciones médicas”,

dijo a MSP.

Este reto, aunque asegura que lo inició con mucho nerviosismo, lo asumió luego de la invitación de uno de sus colegas luego de participar en unas cápsulas de medicina en otro programa de televisión.

Recepción de los pacientes

“A los pacientes les encanta porque sienten que uno está interesado en su salud, en sus condiciones médicas. Ellos cada vez que van a la oficina me preguntan y cuando ven que no hago los videos me dicen ‘¿Cuando vas a tirar el próximo video?’ porque me siguen y les encanta porque son cosas sencillas que tú mismo le puedes hacer”,

relató el Dr. Víctor Gordo.

A través de sus publicaciones también les enseña y muestra hábitos diarios que pueden modificarse para poder controlar muchas condiciones en la vida.

Una carrera con mucho esfuerzo

El Dr. Víctor Gordo es oriundo de San Juan, Puerto Rico. En 1982 empezó sus estudios en la Escuela de Medicina San Juan Bautista en la que con esfuerzo y ayuda de familiares y amigos se logró graduar. 

“En mi casa éramos cinco estudiando y mi papá generaba un sueldo de menos de 100 USD semanales. Allí nos enseñaron a trabajar desde bien jóvenes porque había que ayudar así que todos trabajamos y todos nos ayudabamos. Cuando yo decidí estudiar medicina y se lo dije a mi papá él me dijo que era bien difícil porque no me podía pagar esa escuela de medicina y yo lo que le dije ‘Lo difícil es entrar, lo otro puede aparecer poco a poco’”,

contó el Dr. Gordo.

Con el dinero ahorrado de dos trabajos y el regalo de los padres de una amiga del bachillerato, el doctor logró completar el dinero para pagar su primer semestre de medicina. Luego de cuatro años de sacrificios, el regalo de su abuela y un préstamo que tomó su madre, el Dr. Gordo se logró graduar. 

Le puede interesar:   Descifran el perfil molecular de tres subtipos de linfoma de células B grandes

Hoy, cuenta el doctor, esa dedicación al trabajo le ha permitido ayudar a sus cinco hijos, de los cuales dos estudian medicina y uno odontología a completar sus carreras para que en un futuro no tengan muchos compromisos económicos y no pasen por los sacrificios que él pasó. 

Más de 20 años en el Hospital Auxilio Mutuo

Entre 1986 y 1987 el doctor realizó un año de internado en el Hospital Auxilio Mutuo -el mismo donde nació-. En 1993 se fue a trabajar a un hospital en el municipio de Fajardo. Un año después le abrieron las puertas de nuevo en el Auxilio Mutuo, donde continúa laborando de 5:30 a.m. hasta las 10:00 a.m. antes de dirigirse a su oficina médica hasta las siete de la noche.

Desde hace cuatro años se dedica especialmente a ser internista de los pacientes de la Unidad de Trasplante de Médula y de los que se han sometido a cirugía cardiovascular.

“Ya tenemos alrededor de 140 pacientes trasplantados en todo este tiempo. Fuimos los primeros en trasplantar a los génicos. Los génicos me refiero es un trasplante de un familiar al paciente de médula que normalmente eso siempre se mandaba a Estados Unidos a los pacientes que teníamos aquí. Y ya lo estamos haciendo en el hospital. Este es un paciente sumamente complicado donde está alrededor de tres a cuatro y a veces hasta cinco semanas dentro del hospital recibiendo tratamiento. Es un paciente que está súper inmunosuprimido, su cuarto está completamente en aislamiento. Y es un paciente donde se sigue todos los días laboratorio y manejamos situaciones médicas del paciente todos los días”,

contó a MSP.

Allí está a cargo de los pacientes junto con un grupo interdisciplinario de hematólogos oncólogos, enfermeras, nutricionistas y farmacéuticos para brindarle un mejor tratamiento al paciente y su estadía no sea mayor.

Le puede interesar:   Nuevos y efectivos tratamientos para las enfermedades del corazón

Necesidad de cirujanos cardiovasculares

El doctor asegura que hay una necesidad de cirujanos cardiovasculares en Puerto Rico pues, luego del huracán María, han seguido migrando hacia Estados Unidos. “Eso nos ha llevado al que Auxilio Mutuo sea uno de los hospitales donde más cirugías de corazón abierto estemos haciendo. Estos pacientes vienen de diferentes puntos de la isla a operarse de corazón, no solo se operan de las coronarias -que son las arterias que suplen el flujo al corazón- sino que se operan de las válvulas enfermas, de tumores en el corazón, de aneurisma o infusión en el corazón - líquido que se supone que no esté ahí-”. Junto con el cirujano atienden entre 5 a 6 pacientes semanales.

El paciente primero

El Dr. Víctor Gordo asegura que la medicina es más difícil ahora en la isla, pues como médico no puede controlar los procedimientos y exámenes que debe realizarse el paciente. 

“Hay que estar justificando medicamentos que son sumamente caros cuando el paciente los necesita. Hay que explicar la razón de porqué le vas a hacer el procedimiento y muchas veces pues eso dilata el manejo y el control de condiciones médicas. A veces tu mandas a hacer un estudio a un paciente y han pasado dos semanas y todavía no le han dado la autorización para hacerlo”,

contó a MSP, pues esta situación complica que el paciente pueda recibir el tratamiento para su condición.

Lo que pasa es que uno tiene que amar esta profesión y saber que estamos ahí ayudando a seres humanos y tratar de ayudarlos es luchar para que consigamos lo que queremos hacer por los pacientes. No rendirnos. Porque eso es lo que  quiere mucha gente, estar detrás de la economía de su bolsillo y no del beneficio del paciente”, concluyó el Dr. Víctor Gordo con otro mensaje a sus colegas “nunca se rindan cuando quieren conseguir algo para un paciente. La prioridad es un paciente, cueste lo que cueste, no importa”.

Comentarios

X