Dr. Cruz Chacón: Cuando la vocación se convierte en una misión por su país

Jackeline Del Toro
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

Algunos van más allá y son capaces de realizar sacrificios para servir a la salud de sus pacientes. Ese es el caso del Doctor Alexis Cruz Chacón, el hematólogo oncólogo que fundó y dirige el Programa de Trasplante de Médula Ósea para Adultos en el Hospital Auxilio Mutuo, para quien su vocación se convirtió en una misión por su país.

Desde muy temprano en la vida supo que quería ser médico. Luego, ver de cerca y ayudar en el cuidado de sus tíos -quienes padecieron cáncer- lo condujo a la hematología y oncología. 

“Pero no quería tratar tumores sólidos, como cáncer de seno y otros. Me apasiona tratar la enfermedad en la sangre, la leucemia”, narró a Medicina y Salud Pública el doctor de 38 años, primer y único subespecialista en trasplante de médula ósea de carácter alogénico en adultos que ejerce en Puerto Rico.

En la isla ya se realizaba el trasplante de tipo autólogo, en el que se utilizan las células madre del propio paciente. Y también ambos tipos de trasplante en pacientes menores de edad. Pero no el alogénico en adultos, por lo que Cruz Chacón “veía pacientes que no tenían la posibilidad de viajar fuera de Puerto Rico. Durante mi internado para especializarme en hematología y oncología  en el Hospital Municipal de San Juan, pude ver esa necesidad en la isla. Eso me motivó”. 

Fue así que el médico, graduado en el 2006 de la Escuela de Medicina de la Universidad Central del Caribe en Bayamón y quien entrenó en el Hospital de Veteranos, decidió ir al estado de Florida a hacer la subespecialidad en trasplante de médula ósea alogénico en pacientes adultos, en el Moffitt Cancer Center, la institución de más prestigio en el tratamiento de cáncer en la Florida.

Ya casado y con dos niños pequeños, le tocó partir solo, ya que su esposa se encontraba en entrenamiento en la isla. Viajaba al menos una vez al mes para estar con los suyos, llenarse de energías y continuar. El apoyo de su compañera de vida y de su familia fue vital, recuerda. “Fue un sacrificio necesario. Al final, lo logré, de la mano de Dios”, expresó. 

Yo siempre pensé volver a Puerto Rico, por más difíciles que estén la cosas”, afirma Cruz Chacón, quien relató que “soy natural de San Juan, Puerto Rico. Vengo de una familia humilde. Soy primer médico en mi familia. Crecí y me crié en la comunidad de Buena Vista, en la Península de Cantera. Estudiar medicina no fue fácil, pero mis padres siempre dieron la ‘milla extra’ y se esforzaron por que yo saliera adelante. Estoy súper orgulloso de mis orígenes. Gracias al esfuerzo y los valores que sembraron en mí mis padres, pude salir adelante y preparar el camino para llegar a donde estoy”.

En julio de 2014 regresó a la isla “para quedarse”, como subrayó y así comenzar de cero el proyecto que le daría la oportunidad de recuperar la salud a cientos de pacientes. “Gracias a Dios que el Hospital (Auxilio Mutuo) me abrió las puertas. El apoyo del hospital ha sido muy importante. Papá Dios va poniendo la gente y abriendo puertas”, manifestó.  

El hecho de que la institución cuenta con especialistas y cierto equipo necesario para examinar y darles tratamiento a los pacientes viabilizó que se pudiera iniciar, ya que facilitó las certificaciones necesarias para operarlo.

Sin embargo, no es menos cierto que el galeno tiene jornadas de trabajo agotadoras física y mentalmente, ya que es el único subespecialista en estos momentos, por lo que espera que la llegada de un médico que está en entrenamiento ayude a balancear la labor. “Requiere mucho esfuerzo y tiempo. Estos cinco años he estado bien solo. Con el apoyo de un internista y del personal de enfermería”, confesó. 

“Aparte de hacer trasplante de médula ósea también he tenido la oportunidad de dedicarme al tratamiento de malignidades hematológicas, principalmente leucemia aguda y mieloma múltiple. Una de mis metas es lograr traer a la isla estudios clínicos para esta población de pacientes, ya que actualmente no hay disponibles. Esto lo estamos logrando en Auxilio Mutuo y en el Hospital Municipal de San Juan”,

compartió Cruz Chacón.

Y agregó que “tengo también desde que comencé, tengo un gran compromiso con la Academia y el desarrollo de nuevos especialistas en Hematología Oncología que se queden en la Isla. Para esto me he desempeñado con Attending del Programa de Entrenamiento de Hematología Oncología del Hospital Municipal de San Juan desde que regresé a Puerto Rico. A partir de julio de 2019 me estoy desempeñando como Director del Programa de Entrenamiento”.

Pero la satisfacción de acompañar a sus pacientes, incluso a algunos desde el tratamiento de quimioterapia y luego el trasplante, resulta gratificante para él. Y destacó que el 65 por ciento de los pacientes que atienden cuentan con el plan de salud Vital del Gobierno.

Su familia, sus hijos y su esposa -quien también es doctora- son su oasis. Con ellos disfruta el cine, las actividades deportivas de los niños y pasar tiempo con la familia extendida.   

Comentarios

X