Dos pacientes desarrollan múltiples tumores primarios en Puerto Rico

Dos pacientes desarrollan múltiples tumores primarios en Puerto Rico Doctora Lisbeth Rodríguez Alzugaray, residente del Hospital Auxilio Mutuo

Jean Mitchelle Vélez
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública. 

La ciencia médica ha descubierto a través de los años que un paciente puede desarrollar hasta dos tumores primarios. Incluso, la literatura especializada documenta la incidencia de un mayor número de este tipo de malignidades en un 1.5%. Sin embargo, dos casos clínicos acontecidos en Puerto Rico demostraron que una persona puede sobrepasar este número, teniendo hasta seis tumores primarios en distintas partes del cuerpo, inclusive en la misma área de los primeros reportes.

Es de conocimiento general que los factores genéticos, químicos, ambientales, entre otros se asocian como causas directas del aumento del cáncer a nivel mundial.

Encontrar un paciente con dos tumores primarios es bastante común. Ya cuando hablamos de cuatro o cinco tumores primarios ya eso es más raro. En la isla no se habían reportado personas que tengan múltiples tumores primarios», expresó la doctora Lisbeth Rodríguez Alzugaray, residente del Hospital Auxilio Mutuo, quien tuvo la oportunidad de presentar ambos casos inusuales.

Cinco tumores primarios en más de una década

El primer caso trata de una mujer que, hasta la edad de 66 años, desarrolló cinco tumores primarios. A sus 33 años, la paciente fue diagnosticada con el primer cáncer: cáncer de seno en el seno izquierdo, un tumor que se removió sin complicaciones tras el diagnóstico temprano. Nueve años después, a la mujer, quien se mantenía monitoreada de forma regular, se le detecta una nueva malignidad en la misma área del cuerpo con la diferencia de que esta era de tipo infiltrativo. En un principio, los médicos tratantes pensaron que se trataba del primer diagnóstico. Sin embargo, no podía ser considerada una metástasis, ya que la literatura médica afirma que este concepto solo aplica para personas que no hayan recibido radioterapia, un tratamiento que ella sí recibió.

Para considerar que un tumor sea primario, las guías indican que deben pasar más de cinco años luego de recibir el tratamiento. Ya había pasado más tiempo cuando se detectó el segundo tumor, el cual fue removido con quimioterapias. Tras esta manifestación, a la mujer se le diagnostica un nuevo cáncer filtrativo, esta vez en el seno derecho, que también se consideró como su tercer tumor primario. Durante el año 2008, se le encuentra una malignidad en el pulmón izquierdo y se trató con quimioterapia adyuvante. En el año 2013, cinco años más tarde, se le detecta un leiomiosarcoma del brazo izquierdo, convirtiéndose en su quinto tumor primario y en un caso notoriamente aislado.

Luego de varios estudios genéticos la paciente salió con p53, que es un tumor supresor que cuando se apaga predispone a varias malignidades en diferentes tejidos. No se sabe la razón por la cual adquirió estas malignidades ya que es una paciente que no fuma, no ingiere alcohol, no trabaja en un lugar expuesta a enfermedades y tampoco tiene historial familiar con cáncer. El caso de ella es bien interesante. La paciente actualmente se encuentra con vida y no tiene ningún tumor, ya que se pudo tratar a tiempo. No porque se presenten varias malignidades es sinónimo de muerte, pero deben tratarse a tiempo», recalcó Rodríguez.

Debido al p53, los doctores no descartan que más adelante la mujer pueda generar otro tumor primario.

Médicos registran seis tumores primarios en hombre puertorriqueño

El segundo caso expuesto por la Dra. Rodríguez fue el de un hombre de 62 años, quien desarrolló seis tumores primarios, los cuales logró tratar a tiempo y salvar su vida.

En primer lugar, desarrolló una malignidad en pulmón llamado Small-cell carcinoma, uno de los tipos más agresivos de cáncer en esa área y que solamente se trata con quimioterapia. «Este caso se diagnosticó hace muchos años y para ese entonces no había categorización de nódulos positivos, por lo tanto, se decía que el tumor estaba esparcido o limitado«, recalcó la doctora.

Diez años después del episodio, el paciente aquejado de ronquera visitó a su médico, quien detectó un tumor en las cuerdas vocales tras los respectivos análisis. En esa oportunidad, el paciente fue tratado con radioterapia. «Inmediatamente desarrolló cáncer en el cuero cabelludo, un tipo de cáncer que se considera raro. Para tratarlo, el cuero cabelludo se removió quirúrgicamente. Más adelante, se le detectó un nuevo tumor, esta vez en el pulmón, totalmente diferente al primero, que se removió con lobectomía.  Posteriormente desarrolla un quinto tumor en la próstata considerado como maligno«, continuó la residente durante la entrevista otorgada a la revista Medicina y Salud Pública.

Por último, el hombre presentó el síndrome mielodisplásico, condición que se consideró como su sexto tumor. Como consecuencia, el paciente desarrolló episodios de anemia y trombocitopenia, situación que los médicos trataron con transfusiones. Sin embargo, durante los tratamientos el paciente falleció a causa de fallo multiorgánico, es decir, una muerte no provocada por el cáncer.

La Dra. Rodríguez Alzugaray indicó que el hombre en mención, al igual que la paciente del primer caso, tampoco tenía historial familiar de cáncer. Eso sí, el hombre era fumador crónico, factor del que se cree pudo desarrollar las seis malignidades.

Hasta el momento no se conocen otros casos similares en la isla.

Comentarios

X