Dolor de cabeza agudo podría ser consecuencia de alteraciones musculares a nivel cervico-craneo-facial

Alejandra Martínez
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

La fonoaudiología es una carrera científica que se encarga del diagnóstico, el tratamiento y la intervención de todas las alteraciones a nivel comunicativo en el ser humano. Existen diferentes áreas en las que se enfoca esta especialidad médica y dentro de las más notorias se encuentran: el lenguaje, el habla, la audición, la voz y deglución. 

La Revista Medicina y Salud Pública (MSP) estuvo en entrevista con la Dra. Paula Apolón, fonoaudióloga del Centro de los Sentidos, en Bogotá, Colombia, quien expuso sobre el tema a profundidad e inició hablando sobre el bruxismo, un problema bastante común estudiado por dicha especialidad.

Es de importancia dar a conocer que, con al bruxismo hay algunos dolores a nivel de tren superior que se relacionan directamente con el funcionamiento de la parte mandibular y la laringe. Cuando hay un bruxismo -que es el apiñamiento o el apretamiento de los dientes durante la noche- ocurre una alteración muscular en la zona cervico-craneo- facial y mandibular que puede generar tanta contracción o compensación a nivel muscular, desencadenando síntomas a nivel de pecho, brazos o cabeza.

Según la Dra. Apolón, “las cefaleas son una de las consecuencias del bruxismo y, cuando estas son  constantes, lo recomendable es acudir donde un maxilofacial, un otorrino o donde un fonoaudiólogo para que mire si hay un imbalance muscular orofacial o un disbalance en el sistema estomatognático, mirando qué puntos o en qué lugares hay mayor contracción, debilidad o una falta de amplitud de la musculatura”.

Así, se trabajaría a posterior con el fin de lograr rehabilitar y disminuir un poco los síntomas en cuanto al dolor.

Dra. Paula Apolón, fonoaudióloga.

Síntomas comunes por los que se debería acudir al fonoaudiólogo

Hay muchos síntomas que pueden llevar a las personas a consultarlos. Con relación a los problemas a nivel de articulación temporomandibular, las personas que bruxan durante la noche y que por tanto, empiezan a tener dolor en la zona del rostro y el cuello, si no se tratan a tiempo en conjunto con odontología, con el paso del tiempo desarrollarán cervicalgia y dentro de ellos padecerán dolor de cabeza o desgaste en los dientes. Ellos son pacientes ideales para consultar.

Respecto a la voz está el cansancio o fatiga al hablar. El dolor al hablar después de una conferencia o sentir la sensación de malestar o el carraspeo constante serían síntomas a tener en cuenta.

“El tener dificultades para comer, la disminución de la cantidad de comida que ingiere, requerir líquidos mientras se traga o presentar tos durante o después de la alimentación, el carraspeo constante o el atoramiento contínuo también son algunos síntomas mínimos de alteraciones deglutorias”,

manifestó la galena.

Problemas o patologías principales en la fonoaudiología

Estos se dividen por grupo etario, es decir, por edad: 

Le puede interesar:   AbbVie dona $35 millones para alivio del COVID-19 mediante apoyo a los Sistemas de Cuidado de Salud, Pacientes y Comunidades

En los bebés o niños menores de 6 años:

  • Problemas para tomar la leche o succionar. 
  • Problemas para comer alimentos, en el momento en que el bebé cambie la alimentación materna por alimentación sólida pero no lo logre ingerirla. 

Niños de 6 a 15 años de edad: 

  • Los niños pequeños que no logran tener un lenguaje óptimo para su edad – una pronunciación adecuada-.

Adolescentes y hasta los 25 años: 

  •  Los niños o los adolescentes que tienen alteraciones o dificultades en el aprendizaje, como son procesos de lecto-escritura, procesos de comprensión lectora, de síntesis análisis, de producción de discursos, de redacción de textos. 

Adultos

Sin apartar que la rehabilitación de la voz puede ser en cualquiera de estos tiempos, en esta se se hallan alteraciones como:

  • Dolor generalizado a nivel craneofacial en relación con tratamientos de odontología de ortodoncia o problemas de articulación temporomandibular.
  • Pacientes con apnea del sueño, que básicamente su apnea obstructiva.
  • Personas con problemas para tragar alimentos y para permitir que el aire llegue hacia el cerebro. 
  • Pacientes con pérdida del lenguaje o pérdida de la capacidad para tragar, secundarios a un evento neurológico. 
  • Para finalizar también está el grupo de las personas que requieren mejorar su calidad de la voz ya sea porque tienen un mal uso vocal o porque tuvieron una intervención quirúrgica.

Campo de acción de la fonoaudiología

La fonoaudiología trata los problemas para hablar en cuanto a la articulación y la alteración de la voz, en voz hablada y voz cantada. También trabaja en los problemas auditivos y enfoca al paciente dependiendo del tratamiento. Podemos trabajar también con pediatría en los neonatos o bebés recién nacidos en los procesos de alimentación. Trabajamos con fisiatría en procesos de enfermedades neurodegenerativas o en adulto mayor. Trabajamos con endocrinología en los pacientes con alteración de tiroides y nosotros les ayudamos en el proceso de rehabilitación posterior a las cirugías”,

comunicó Apolón a MSP.

Agregó que la fonoaudiología trabaja con neurología, cuando los pacientes tienen accidentes cerebrovasculares o eventos a nivel neurológico que deterioran la habilidad para comer alimentos, para hablar, para leer, para escribir o para comunicarse con su entorno. 

Le puede interesar:   Manejo psicosocial de pacientes con alzhéimer durante pandemia de coronavirus

Asimismo, la fonoaudiología desarrolla procesos de fortalecimiento de habilidades lingüísticas o procesos de aprendizaje, por consiguiente, tiene también inclusión en el ámbito escolar en procesos de lecto escritura y comprensión lectora. También puede desempeñarse a nivel empresarial en la parte de comunicación óptima entre los empleados o de una empresa con otra.

 “Básicamente la fonoaudiología se enfoca en toda la comunicación del ser humano”, dijo.

Consejos para evitar problemas fonoaudiológicos

Mi consejo para las personas es que estén atentos a ciertos síntomas que quizás para los especialistas no sean tan notorios”,

dijo Apolón.

Hay que estar muy atentos con los bebés en el proceso de succión, pues de ahí parten muchas alteraciones a nivel de mandíbula, a nivel de funciones para comer, hablar y respirar.

Las personas que trabajan con el uso de la voz. “Es mejor prevenir que reeducar”. Sí trabajan con la voz o tienen un uso vocal de proyección, sería ideal que consultaran, que tuvieran un control. 

A nivel vocal es mejor hacer un control anual en donde vayan al otorrino que es aquel que mira si tienen alguna alteración en las cuerdas y con el fonoaudiólogo que es el que mira si hay alguna alteración en la función. Y a nivel de deglución o del acto mismo de alimentarse, considero que deberíamos tener una consulta cuando ya estemos entrando a la edad adulta para mirar qué alteraciones hay y poder ir trabajando la musculatura paulatinamente para que, cuando lleguen a la edad adulta no cambien ni modifiquen tanto su alimentación”,

comunicó.

Para finalizar, la Dra. Paula Apolón invita a todas las personas a que si en algún momento presentan alguna de estas enfermedades o sintomatología consulten al fonoaudiólogo más cercano. 

De igual forma queremos invitarlos al Centro de los Sentidos. Somos un consultorio de manejo integral en donde pueden encontrar diferentes especialidades y un grupo interdisciplinario que les van a ayudar a mejorar su calidad de vida y su comunicación”,

concluyó.

Comentarios

X