Disponible en Puerto Rico la endosonografía, eficaz tecnología para el diagnóstico del cáncer

Disponible en Puerto Rico la endosonografía, eficaz tecnología para el diagnóstico del cáncer Dra. Priscilla Magno, gastroenteróloga intervencional.

Daniela Pinto M
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

La endosonografía, un dispositivo que incluye la tecnología de la endoscopía y la ultrasonografía es capaz de identificar ciertos tipos de cáncer para realizar diagnósticos más precisos, ya está disponible en Puerto Rico y es realizada por alrededor de cuatro gastroenterólogos en la isla.

En entrevista exclusiva con la Revista Medicina y Salud Pública (MSP) la gastroenteróloga intervencional, la Dra. Priscilla Magno, expresó que “en Puerto Rico, los gastroenterólogos entrenados formalmente para hacer este procedimiento son alrededor de cuatro. Sin embargo, pronto vendrán más a partir de los egresados de los programas de entrenamiento que tenemos en esta subespecialidad”.

El procedimiento que la Dra. Magno realiza en la Unidad de Endoscopía del Centro Comprensivo de Cáncer de la Universidad de Puerto Rico tiene una duración de aproximadamente dos horas y es ambulatorio.

La Dra. Magno asegura que el proceso se realiza para saber qué ocurre en el tracto gastrointestinal. “Los pacientes a los cuales se hace una endoscopia por malestar estomacal, reflujo, y le encuentran una masa, se le realiza la endoscopia de ultrasonido -endosonografía- para caracterizar más esa muestra”.

Las indicaciones principales de la endoscopia de ultrasonido ronda alrededor de una pregunta sobre el cáncer, pues estamos buscando una masa en el tracto gastrointestinal o en órganos como el páncreas y también linfoadenopatías que son nódulos recrecidos en la vecindad del tracto gastrointestinal”, dijo la Dra. a MSP.

El dispositivo, que está diseñado para abarcar el páncreas, permite ver con más detalle el tracto intestinal que una imagen por resonancia magnética (MRI) y tomografía computarizada (PET/CT). 

Aguja para biopsia guiada

El dispositivo tiene también una aguja que se debe poner en la punta para ingresar en el tracto intestinal y así “hacer una biopsia guiada por sonografía, tanto del páncreas como de masas que están incrustadas en la pared gastrointestinal”, explicó la gastroenteróloga.

La endosonografía es parte esencial de esa cadena, es uno de los eslabones del tratamiento multidisciplinario en el tracto gastrointestinal, en el páncreas; es primordial para ver ese tejido en detalle y hacer unas muestras por aspiración por aguja”, dijo a MSP.

La Dra. Magno resaltó la importancia de tener el instrumento en un centro multidisciplinario de cáncer porque “por ejemplo, cuando tenemos un cáncer de recto o esófago, se diagnostica con el procedimiento endoscópico pero luego se debe hacer una endosonografía para saber en detalle la profundidad, depende de la profundidad determinar si su tratamiento inicial, si cirugía o quimioterapia”.

¿Cómo funciona el procedimiento?

Los pacientes son remitidos por los gastroenterólogos que encuentran anormalidades en sus endoscopias o colonoendoscopias, aunque también pueden llegar por parte de los radiólogos que ven todos los órganos. 

En el caso del cáncer de páncreas, la gastroenteróloga explica que se trata de “un cáncer muy activo que se prolifera en la mayoría de los casos y cuando se diagnostican están avanzados. En muchos casos el tumor se ha extendido mucho más allá del páncreas y, según las estadísticas, las personas a los cinco años de ser diagnosticadas solo el 8% de los pacientes siguen vivos”.

Sin embargo, la situación no es desalentadora pues “este tipo de tecnología permite detectarlo un poco más temprano”. Por lo anterior es muy importante que si se detecta una imagen anormal radiológica del páncreas, se dirija ese “paciente al gastroenterólogo intervencional entrenado en endosonografía y entonces procedemos a hacer la endosonografía para evaluar ese páncreas en detalle al centímetro más pequeño y caracterizarlo”. Así se define la extensión de la enfermedad.

Recolección de la muestra

Luego que yo hago esa confirmación visual con ese instrumento, paso a hacer el diagnóstico por tejido, lo que conocemos como biopsia. En este caso particular se llama una aspiración por aguja fina”, explicó la gastroenteróloga.

La doctora es asistida por un patólogo, en este caso, el Dr. Jorge Billoch. Unos minutos antes de extraer el tejido, se comunica con el departamento de patología y llevan el equipo para poder ver la muestra y asegurarse de que es suficiente mediante una evaluación de adecuacidad rápida para dirigirla las distintas modalidades que sean necesarias. 

De acuerdo a lo que nosotros digamos a la doctora, ella toma la decisión de si extrae más material o con el que tengamos ya solución”, dijo el Dr. Billoch.

Una de las cosas más importantes que tenemos que tener en cuenta es la contaminación por glándulas del tejido a través del que ella pasa, que sería el estómago o el duodeno, donde ambos pueden hacer interferencia y propiciar conclusiones falsas. Además de la inflamación y contaminación cruzada, los químicos tiñen las células. El patólogo debe asegurarse y tener en cuenta que puede encontrarse ese artefacto y esa contaminación”, concluyó el patólogo.

Comentarios

X