Diseñan antitoxina efectiva contra ‘Staphylococcus aureus’

Diseñan antitoxina efectiva contra 'Staphylococcus aureus' En la investigación se mostraron a las que se unían a las células humanas, evitando la adhesión de la bacteria y posterior perforación de la célula.

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

En la actualidad, los profesionales de la salud y diferentes instituciones que velan por la salud pública a nivel internacional han advertido del peligro que supone la bacteria ‘Staphylococcus aureus’, un microorganismo causante de varias infecciones y cuya resistencia a los antibióticos va en aumento, sin una pronta solución en el panorama médico. Para hacer frente a esta situación, varios investigadores centran sus esfuerzos en encontrar nuevos fármacos que combatan con efectividad a la bacteria.

Uno de ellos se dio a conocer en la edición digital de la revista Science Translational Medicine’ el pasado miércoles. En la publicación, los investigadores dan a conocer los resultados de un estudio realizado por científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York (NYU) y Janssen Research & Development, LLC (Janssen). Dicha investigación tardó 5 años en culminarse. En declaraciones al diario ABC, Victor Torres, autor principal de este estudio y profesor asociado en el Departamento de Microbiología de la Escuela de Salud Langone de NYU, afirmó que “Por lo que sabemos, este es el primer informe que muestra que las proteínas llamadas centirinas pueden bloquear poderosamente los efectos de las infecciones bacterianas graves por ‘S. Aureus’ en ratones y en experimentos con células humanas“.

Los médicos y otros profesionales que trabajan en hospitales y centros médicos aseguran que la resistencia del S. Aureus cada vez es más potente. Por lo general, aunque los seres humanos sean portadores de la bacteria, no desarrollan ninguna condición asociada a la misma; a menos que sean personas con sistemas inmunológicos debilitados. En esos casos, se desarrollan infecciones cardíacas, pulmonares, óseas e incluso del torrente sanguíneo. Tal el es el poder de esta bacteria que, de acuerdo con datos anteriores, las cepas del Staphylococcus aureus que no se debilitan o mueren con antibióticos son responsables de 11.000 muertes anuales en Estados Unidos. A estos grupos se les conoce en medicina como S. Aureus’ resistente a la meticilina (MRSA).

El MRSA sigue siendo una gran amenaza porque generaciones de tratamientos e intentos de vacunación no han podido controlarlo –subraya Torres–. Nuestro estudio responde a la necesidad urgente de un nuevo pensamiento en la terapéutica anti estafilocócica”, mencionó Torres.

De acuerdo con la publicación original. los científicos descubrieron en 1998 que existe un tipo de proteína, derivada de los dominios de proteínas de fibronectina tipo III (FN3). Aunque en un principio se denominaron ‘monocuerpos’ y se consideraron como objeto de estudio contra el cáncer, posteriormente se analizaron centirinas, “andamios” FN3 con el objetivo de hallar antitoxinas asociadas. Este último dato fue considerado por el investigador Torres como punto de partida.

Le puede interesar:   Dr. Toro: 30 años al servicio de los puertorriqueños con enfermedades reumáticas

El científico y su equipo tardó años estudiando la acción de la bacteria ‘S. Aureus’ para comprender que ésta y su acción negativa sobre el organismo está influenciada por la liberación de determinadas toxinas. Estas sustancias tóxicas logran entrar a las células inmunitarias y las destruyen antes de que puedan combatir la bacteria. Además, también dañan a los glóbulos rojos, cuyos nutrientes se liberan cuando explotan a causa de la bacteria.

Le puede interesar:   Organizaciones médicas sin ánimo de lucro, un aliado para la salud puertorriqueña

Tal y como se describe en el diario ABC, en el estudio dado a conocer recientemente, los científicos hicieron uso de la biología molecular para modificar una única centirina parental. De esta modificación, se diseñaron un billón de centirinas ligeramente diferentes -aproximadamente- en el mismo periodo de tiempo, gracias a los procesos automatizados. Tras analizarlas de forma individual, se halló que 09 centirinas que se unieron a pedazos de una de las cinco principales leucotoxinas de ‘S. Aureus’. En la investigación se mostraron a las que se unían a las células humanas, evitando la adhesión de la bacteria y posterior perforación de la célula.

La investigación llevada a cabo en modelos animales, tal y como se describe en el artículo original, mostró que los ratones a los que se les administró un tipo de centirina conocida como SM1S26, sobrevivieron a la infección por ‘S. Aureus’. De hecho, cuando los ratones recibieron 4 horas después esta antitoxina, luego de ser infectados, el 50% sobrevivió, en comparación con otro grupo de modelos animales a los que no se les administró ningún fármaco.

Uno de los aspectos más emocionantes de este trabajo es que los científicos pueden elegir su patógeno y luego generar fácilmente una biblioteca amplia y rentable de centirinas para interferir con el proceso de la enfermedad en cuestión”, dice Torres. “Es más grande que un tratamiento experimental”, subrayó Torres.

 

Comentarios

X