Dificultad para tragar ayudaría a detectar el cáncer de esófago

Dificultad para tragar podría alertar oportunamente el cáncer de esófago Dr. Ivan Antúnez, gastroenterólogo

César Fuquen Leal
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública 

Identificar tempranamente la disfagia esofágica, que es la dificultad para tragar, podría evitar la aparición de graves manifestaciones como el cáncer de esogafo. Según la Sociedad Americana Contra el Cáncer, la disfagia es el síntoma más característico de este tipo de cáncer, por lo que su diagnóstico temprano es esencial para evitar esta grave patología.

Los gastroenterólogos deben ser muy cautelosos para identificar precozmente la disfagia esofágica y así evitar que este tipo de cáncer aparezca. Así lo evidenció el Dr. Ivan Antúnez, gastroenterólogo, en entrevista con la Revista Medicina y Salud Pública (MSP).

“Los pacientes que tengan dificultad para tragar, nosotros los gastroenterólogos tenemos que tener malicia y perspicacia de estar seguros que no es el desencadenante de un tumor de esófago que ocurre con frecuencia. (…) Una persona que tiene dificultad para tragar o disfagia no es normal. Ninguna persona que sienta dificultad para tragar debe ignorarlo, debe buscar ayuda y nosotros en el historial del paciente, debemos tratar cuál de esas causas es la que está causando la dificultad para tragar, porque cada una tiene un manejo distinto”, explicó el Dr. Antúnez. 

Según el especialista, los cánceres que están más cerca del estómago usualmente están relacionados a reflujo y es un tipo de cáncer distinto a los cánceres escamosos y que están más relacionados al consumo de tabaco y alcohol.

La Sociedad Americana Contra el Cáncer afirma que al inicio, la disfagia esofágica a menudo es leve, pero empeora con el transcurso del tiempo a medida que el cáncer crece y la abertura dentro del esófago se torna más pequeña.

Disfagia: patología gastrointestinal bastante común

El Dr. Antúnez considera que un significativo porcentaje de pacientes en algún momento de su vida se enfrentan a los síntomas de la disgafia. Por lo que se debe estar alerta a la sintomatología para tomar medidas de precaución.

“La condición gastrointestinal que más comúnmente vemos los gastroenterólogos es reflujo gastroesofágico. Reflujo es una condición bien prevalente y bien común, yo diría que todos los seres humanos en algún momento de su vida van a tener algún síntoma de sensación de quemazón en el esófago. Esa sensación de que la comida o el ácido regresa y te quema y una de las complicaciones podría ser disfagia y la disfagia podría ser por múltiples razones. La principal sería que el esófago se ulcere, se lastime y puede causar que el tejido vaya cicatrizando y se estreche el área del esófago”, ahondó el galeno. 

Diagnóstico de la patología

Al igual que todas las enfermedades, el diagnóstico precoz es uno de los métodos más efectivos para controlar las comorbilidades, síntomas y manifestaciones de las diferentes patologías. Tal es el caso de la disfagia que puede ser diagnosticada con una endoscopia. 

“Casi siempre que un paciente tiene disfagia probablemente va a terminar en una endoscopia por parte del gastroenterólogo para evaluar este tejido. Las causas más comunes como reflujo, pues lo vamos a saber casi siempre desde el historial, inclusive la esofagitis eosinofílica -otra patología gastrointestinal- conlleva que yo haga una evaluación del esófago, que lo mire, que vea si tiene ulceraciones, que vea si hay camación por el reflujo”, dijo el Dr. Antúnez. 

Sintomatología de la esofagitis eosinofílica

Esta patología gastrointestinal no es común y fue recientemente reconocida como patología. Sin embargo, algunas personas que piensan que tienen reflujo gastroesofágico pueden tener esofagitis eosinofílica.

Los pacientes que tienen esofagitis eosinofílica pueden tener desde ningún cambio y verse normal, hasta cambios bien característicos de la condición y conlleva a que hagamos biopsias del esófago para dar el diagnóstico”, mencionó el gastroenterólogo. 

Tratamiento para estas patologías

El Dr. Antúnez posee gran experiencia en el manejo de trastornos gastrointestinales y finalizó la conversación con MSP exhortando a los pacientes con estas enfermedades a implementar hábitos de vida saludables y seguir estrictamente los tratamientos prescritos por los profesionales de la salud para estas condiciones.

“El reflujo es la causa más común por la que nosotros los gastroenterólogos vemos a los pacientes. El tratamiento depende básicamente de los síntomas y de los hallazgos que tengamos. Se trata con medicamentos que inhiben la secreción de ácido de una manera potente para que ese tejido sane para evitar complicaciones. Lo más importante del reflujo es que conlleva cambios en estilos de vida y siempre que tenemos reflujo está relacionado a una conducta alimenticia o de hábitos tóxicos. Así que aparte de que el médico te pueda dar un buen medicamento, siempre va a conllevar que el paciente haga cambios en estilos de vida en su dieta y en sus hábitos. Por ejemplo, no acostarse después de comer, no comer tres o cuatro horas antes de acostarse, evitar ingestas de comida en grandes cantidades”, concluyó el Dr. Antúnez en entrevista con MSP.

Comentarios

X