Desarrollo de tumores de Novo pueden manifestarse en el paciente trasplantado

El trasplante de corazón presenta mayor prevalencia en el desarrollo de cáncer que otro tipo de estos mismos procedimientos. El trasplante de corazón presenta mayor prevalencia en el desarrollo de cáncer que otro tipo de estos mismos procedimientos.

Eduardo Najar
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

El seguimiento con especialistas es importante cuando un paciente es sometido a un trasplante cardíaco pues pueden aparecer complicaciones como determinados tumores

Para aquellas condiciones cardíacas crónicas el mejor tratamiento es el trasplante de corazón, así lo indica el doctor David Bragin Sánchez, médico especialista en fallo cardíaco y trasplante de corazón en la revista impresa de la revista Medicina y Salud Pública (MSP). Aseguró que aunque este procedimiento suele ser muy eficaz para poder aliviar determinadas patologías, el riesgo o la manifestación de nuevas enfermedades es prevalente.

Como indica el médico en el artículo un trasplante de corazón no es una terapia curativa, puede mejorar la calidad de vida del paciente y aumentar su probabilidad de vida. No obstante, las contraindicaciones que pueden manifestarse suelen ser mayores que cuando el individuo no había sido sometido a la intervención. Por lo tanto, luego de este tipo de intervención , es vital el seguimiento del paciente.

Tumores de Novo en el paciente trasplantado

Los receptores de trasplantes pudieran colocar al paciente en riesgo a desarrollar cáncer, en. específico un tumor benigno denominado Novo luego de un trasplante cardíaco. El origen del cáncer suele ser el mismo, donde las células crecen sin control y pierden linealidad de funciones, esto se debe a la adaptabilidad de material genético que debe prevalecer en el nuevo órgano y puede que el sistema inmune ataque al mismo organismo desarrollando la patología. 

Además se cree que la amplia exposición a radiación por la que deben ser sometidos los pacientes con trasplante de corazón es lo que crea una alta incidencia del desarrollo de tumores de Novo en el individuo. El riesgo de desarrollo de estas masas normales se presenta en 2,9% en el primer año y tiende a aumentar después de este tiempo, es decir, puede ser hasta un 31,9% en 10 años posteriores al procedimiento de trasplante.

“Es importante y necesario resaltar que la incidencia del cáncer en los trasplantados de corazón es mayor que la de otros tipos de órganos que son sometidos bajo este procedimiento” sostuvo el especialista.

¿Cómo mejorar o evitar el pronóstico?

A medida que avanza la ciencia sobre todo en este tipo de procedimientos grandes, existen varios fármacos que pueden ayudar a prevenir enfermedades o futuras malignidades como es el caso de anticuerpos del receptor de IL-2,rATG y globulina de anti-tumorcito se asocian a una menor incidencia en el desarrollo de condiciones como el cáncer.

Para administrar determinados fármacos el especialista enfatiza en la necesidad de un estudio previo en el historial médico del paciente para no llegar a afectar otras funciones u órganos con la administración de determinadas terapias, además de tener en cuenta aquellos factores como la edad.

Comentarios

X