Desarrollan nueva venda que detiene el sangrado sin adherirse a la herida

Desarrollan nueva venda que detiene el sangrado sin adherirse a la herida Hasta la fecha, no se ha dispuesto de materiales que repelan la sangre y que también promuevan la coagulación simultáneamente.
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Investigadores de la Escuela Politécnica Federal (ETH, por sus siglas en inglés) de Zúrich y de la Universidad Nacional de Singapur han desarrollado un nuevo tipo de vendaje que ayuda a que la sangre se coagule y no se pegue a la herida. Es la primera vez que los científicos combinan ambas propiedades en un solo material.

En realidad no lo planeamos, pero así es como funciona la ciencia a veces: empiezas a investigar una cosa y terminas en otra“, dijo el profesor de la ETH, Dimos Poulikakos. Junto con científicos de su grupo y de la Universidad Nacional de Singapur, desarrollaron y probaron varios materiales superhidrófobos; que son, como el teflón, extremadamente buenos para repeler líquidos como el agua y la sangre.

Detalles de la investigación

El objetivo era encontrar revestimientos para dispositivos que entran en contacto con la sangre, por ejemplo máquinas de circulación extracorpórea o dispositivos de corazón artificial.

Uno de los materiales probados demostró algunas propiedades inesperadas: no sólo repelió la sangre, sino que también ayudó al proceso de coagulación. Aunque esto hizo que el material no fuera adecuado para su uso como revestimiento de bombas de sangre y dispositivos relacionados. Los investigadores se dieron cuenta rápidamente de que funcionaría idealmente como vendaje.

Dos propiedades beneficiosas para las vendas son repeler la sangre y lograr una rápida coagulación. Las vendas que repelen la sangre no se empapan de sangre y no se adhieren a la herida. En este sentido, las vendas pueden ser retiradas más tarde fácilmente, evitando el sangrado secundario. Las sustancias y materiales que favorecen la coagulación, por otro lado, se utilizan en la medicina para detener las hemorragias lo más rápidamente posible.

Favorece la cicatrización y puede ser retirado fácilmente: un nuevo tipo de vendaje recubierto con nanofibras de silicona y carbono. Visualizaciones: Li Z et al. Nature Communications 2019.

Sin embargo, hasta la fecha, no se ha dispuesto de materiales que repelan la sangre y que también promuevan la coagulación simultáneamente. Es la primera vez que los científicos han logrado combinar ambas propiedades

en un solo material.

Efecto antibacteriano en las vendas

Los investigadores tomaron una gasa de algodón convencional y la recubrieron con su nuevo material, una mezcla de nanofibras de silicona y carbono. Pudieron demostrar en pruebas de laboratorio que la sangre en contacto con la gasa recubierta se coagulaba en sólo unos minutos. Todavía no está claro por qué el nuevo material provoca la coagulación de la sangre y requiere más investigación, pero el equipo sospecha que se debe a la interacción con las nanofibras de carbono.

Izquierda, gasa de algodón regular que absorbe la sangre. Derecha, gasa recubierta con nanofibras de carbono en silicio. Abajo: detalle de las fibras de algodón bajo un microscopio electrónico. Fotografías: Li Z et al. Nature Communications 2019.

También pudieron demostrar que la gasa recubierta tiene un efecto antibacteriano, ya que las bacterias tienen problemas para adherirse a su superficie. Además, las pruebas en animales con ratas demostraron la eficacia del nuevo vendaje.

Reducción del riesgo de infección

Con el nuevo material superhidrófobo, podemos evitar la reapertura de la herida al cambiar el vendaje“, explicó Athanasios Milionis, investigador postdoctoral del grupo de Poulikakos.

La reapertura de las heridas es un problema importante sobre todo por el riesgo de infección, incluso de gérmenes hospitalarios peligrosos, un riesgo que es especialmente elevado cuando se cambian las vendas”.

agregó Milionis.

Las áreas de aplicación potenciales son enormes: van desde la medicina de emergencia y la cirugía para evitar grandes pérdidas de sangre, hasta las tiritas para uso en el hogar y sobre la marcha.

La ETH de Zúrich y la Universidad Nacional de Singapur han solicitado una patente para el nuevo material. Mientras tanto, los investigadores deben perfeccionar y optimizar el material antes de que pueda ser utilizado en humanos. También dicen que deben realizar más pruebas, primero en animales más grandes y luego en humanos, para probar su eficacia e inocuidad.

Comentarios

X