La demencia: mucho más que el alzhéimer

La demencia: mucho más que el alzhéimer Doctora Yadira Dacosta, neuróloga
Giovanny Vega De Lleguas
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Aunque los casos de alzhéimer se han tornado cada vez más frecuentes entre los puertorriqueños, hasta alcanzar la cifra 17 mil pacientes, los tipos de demencia que vienen combatiendo los neurólogos diariamente incluyen mucho más que ello.

De acuerdo con la neuróloga Yadira Dacosta, el por ciento de pacientes que atiende con este tipo de deterioro cognitivo es alto y no necesariamente de trata en todos los casos de Alzheimer. Por el contrario, los padecimientos podrían ser demencias neurodegenerativas u orgánicas, conocidas también como reversibles.

“Te diría que, en mi clínica, que yo soy neuróloga general, de un 55 a un 60 por ciento de los pacientes que veo tienen algún tipo de demencia”

reconoció Dacosta, quien asumirá la presidencia de la Academia Puertorriqueña de Neurología en 2021.

De acuerdo con la especialista, en el grupo de las demencias neurodegenerativas se destaca el Alzheimer y la demencia frontal, temporal y occipital. Estas afectan principalmente las neuronas del cerebro y son tratadas a través de medicamentos.

“Para la demencia que es neurodegenerativa, que es el espectro del Alzheimer y la demencia fronto-temporal, sí hay varios medicamentos que se han usado. Depende de los efectos secundarios y lo que el neurólogo elija y piense que sea más efectivo”

comentó.

En cambio, los tipos de demencias orgánicas o por causas reversibles se caracterizan por la disminución de la función mental a causa de otros padecimientos, como problemas metabólicos o de tiroides, depresión o por el consumo de drogas y alcohol. En este caso, revertir los efectos de la condición o estado causante podría acabar también con el estado de demencia.

“En el caso de la demencia que es causada por drogas o alcohol, podemos indicarle al paciente que tiene que dejar ese comportamiento para revertir el proceso de demencia. Con la demencia vascular, que es causada por derrames cerebrales, lo que hacemos es tratar los factores de riesgo, como la hipertensión y los triglicéridos. O sea, dependiendo del tipo de demencia, su clasificación y teología, así es el tratamiento”

añadió Dacosta.

Según la neuróloga, lo primero que presenta un paciente con demencia es un desorden cognoscitivo, que podría presentarse en un decline subagudo y lento en el pensamiento y la memoria; además de cambios de personalidad. Sin embargo, en el diagnóstico es necesario realizar un screening para establecer si se trata de causas tratables que hayan llevado a la demencia.

Se estima que 44 millones de personas alrededor del mundo sufren algún tipo de demencia. La más común en Puerto Rico es el Alzheimer con 17,295 pacientes para el 31 de diciembre de 2017, según el Instituto de Estadísticas de Puerto Rico. De esta cifra un 63 por ciento eran féminas y un 52 por ciento tenían 85 años o más.

“Es un proceso donde el familiar tiene que estar envuelto, porque muchas veces el paciente no está al tanto del desorden cognoscitivo que tiene. Es una condición que envuelve no solamente al paciente, sino al entorno y a sus familiares”

concluyó Dacosta.

Comentarios

X