Crean máquina que conserva vivo el hígado de un donante durante una semana

Crean máquina que conserva vivo el hígado de un donante durante una semana La máquina imita el cuerpo humano lo más fielmente posible para proporcionar a los hígados donantes unas condiciones perfectas.
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

Un equipo multidisciplinario de investigadores del centro de investigación de Zúrich ha desarrollado una máquina que puede mantener un hígado vivo fuera del cuerpo durante una semana. Esto permite que el hígado sea tratado antes del trasplante y debería salvar las vidas de muchas personas con enfermedad hepática grave y cáncer en el futuro.

Hasta ahora, los hígados sólo podían mantenerse fuera del cuerpo durante unas pocas horas. Con la máquina de perfusión recientemente desarrollada, fue posible por primera vez en el mundo extender este período a una semana – un gran avance en la medicina de trasplantes. El estudio correspondiente se publicó en la revista científica Nature Biotechnology el 13 de enero.

La máquina imita el cuerpo humano lo más fielmente posible para proporcionar a los hígados donantes unas condiciones perfectas. Una bomba sirve como sustituto del corazón, un oxigenador reemplaza los pulmones y una unidad de diálisis reemplaza los riñones.

Además, numerosas infusiones de hormonas y nutrientes se encargan de las funciones del intestino y el páncreas. Al igual que el diafragma en el cuerpo humano, la máquina también mueve el hígado a tiempo con la respiración humana. La sofisticada tecnología puede ser operada a distancia si es necesario.

La máquina de perfusión en funcionamiento. El hígado se conecta en el contenedor blanco de la parte superior izquierda. (Foto: USZ)

Regenerar los hígados de los donantes

“El éxito de nuestro sistema de perfusión abre muchas nuevas posibilidades para probar y tratar los hígados de los donantes fuera del cuerpo y así ayudar a los pacientes con enfermedades hepáticas graves”,

explica el Prof. Pierre-Alain Clavien, Director de la Clínica de Cirugía Visceral y Trasplantes de la Clínica Universitaria de Zurich (USZ) y co-líder del proyecto Liver4Life.

Cuando el proyecto comenzó en 2015, el hígado de un donante sólo podía almacenarse en una máquina durante un máximo de 24 horas. El tiempo de supervivencia de siete días que se ha logrado ahora permite una amplia gama de tratamientos, por ejemplo, para la regeneración del hígado o las terapias oncológicas. Esto permite salvar y transplantar hígados de donantes defectuosos.

Le puede interesar:   Salud orienta sobre vacunas requeridas a estudiantes para el nuevo semestre escolar

Liver4Life: Un proyecto de Wyss Zurich

El proyecto Liver4Life se desarrolló bajo el paraguas de Wyss Zurich, que reunió el know-how técnico altamente especializado y los conocimientos biomédicos de una decena de expertos en medicina, biología e ingeniería de la Clínica Universitaria de Zúrich (USZ), el ETH Zurich y la Universidad de Zúrich (UZH).

“El mayor reto en la fase inicial de nuestro proyecto fue encontrar un lenguaje común que permitiera la comunicación más allá de la respectiva jerga de los especialistas”,

explica el Prof. Philipp Rudolf von Rohr, profesor de Ingeniería de Procesos de la ETH Zúrich y codirector del estudio publicado.

Tecnología con potencial

Para el estudio, se procesaron diez hígados de donantes en la máquina, todos los cuales no habían sido aceptados para el trasplante porque su calidad era demasiado baja. Seis de estos diez hígados mostraron una excelente capacidad funcional después de la perfusión en la máquina. Esto muestra el potencial de la nueva tecnología.

Le puede interesar:   Organizaciones médicas sin ánimo de lucro, un aliado para la salud puertorriqueña

Al mismo tiempo, existe una gran necesidad de hígados de donantes funcionales: sólo en Suiza, actualmente hay de dos a tres veces más personas esperando un hígado que puedan ser realmente trasplantadas. El primer hígado tratado con el nuevo procedimiento debería estar disponible en el año 2020.

Comentarios

X