Colombia, pionera en neurocirugía funcional y restaurativa

Colombia, pionera en neurocirugía funcional y restaurativa Doctor Guillermo Monsalve, neurocirujano y codirector de la Clínica de Párkinson de la Fundación Santafé de Bogotá
César Augusto Sutachán Daza
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

Restaurar la funcionalidad del paciente que presenta una enfermedad neurológica o relacionada con el sistema nervioso capaz de provocar temblor, espasticidad o dolor de difícil manejo es el objetivo de la neurocirugía funcional y restaurativa. 

Según el neurocirujano Guillermo Monsalve, codirector de la Clínica de Párkinson de la Fundación Santafé de Bogotá, “la enfermedad de párkinson y el dolor crónico es lo más frecuente y problemático para la salud de los pacientes que tratamos, pero también los trastornos psiquiátricos refractarios como depresión y trastorno obsesivo compulsivo, síndrome de Tourette y agresividad patológica, etc. Todo se trata en el marco de un manejo interdisciplinario donde participan neurólogos, nutricionistas, psicólogos, terapistas” señaló el galeno a la Revista Medicina y Salud Pública (MSP).

Desde hace tres años se creó la Clínica de Párkinson de la Fundación Santafé, donde -a través de diversos tratamientos- se hace un manejo integral de enfermedades neuronales. En este centro médico se ha logrado cosechar una gran experiencia en torno a la estimulación cerebral con importantes resultados. La entrega de energía a los nervios del cuerpo humano brinda beneficios al paciente. Por medio de un dispositivo médico implantado, operado por una batería, se envía estimulación eléctrica a áreas específicas del cerebro, así se bloquean las señales nerviosas que producen el temblor y diversos síntomas. 

En el ámbito latinoamericano, Colombia es pionera en cirugías de párkinson; son numerosas las operaciones que se realizan anualmente en la nación suramericana, esto se debe en gran medida al sistema de salud del país, el cual permite que muchas personas hagan uso de tecnologías de alto costo como la estimulación cerebral.

Avances

La estimulación cerebral profunda no solo es usada para el párkinson sino que puede aplicarse para otras patologías como las distonías, enfermedad de Corea o trastornos psiquiátricos como depresión resistente al tratamiento, trastornos obsesivos compulsivos, agresividad patológica, “asimismo se trabaja en temas de epilepsia, dolor crónico, etc,  y actualmente se investiga en trastornos de mínima conciencia o estado vegetativo para que las personas puedan tener mejor contacto con su entorno”, explicó Monsalve a MSP. 

En la actualidad, funcionarios de la Fundación Santafé en conjunto con profesionales de la Facultad de Ciencias de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá investigan los efectos de la estimulación eléctrica en unos tipos específicos de células cerebrales. 

Se ha establecido que los altos voltajes versus bajos voltajes tienen efectos diferentes a la hora de la respuesta a la estimulación eléctrica. Al respecto Monsalve afirmó a MSP, “conociendo los mecanismos básicos de la estimulación eléctrica y de cómo actúan los medicamentos es que podemos desarrollar terapias o estrategias de manejo de tratamiento para favorecer a los pacientes. Debemos conocer lo básico para tratar de nuevo aplicarlo a los humanos”

Para Monsalve, el panorama en el desarrollo de la neurocirugía funcional aún es amplio, se necesita más investigación y personas comprometidas en torno a esta temática para lograr mayor evolución.

Procedimientos de la neurocirugía como la estimulación cerebral y la estimulación espinal han logrado avances importantes. Esta última ayuda al paciente a aliviar o quitar el dolor parcial en varias partes del cuerpo como los brazos, la espalda o las piernas, “de esta manera podemos beneficiar a muchas personas que sufren de dolores lumbares, hernias discales, dolores severos incapacitantes que llevan a trastornos del sueño, trastornos sexuales, trastornos del estado de ánimo, incluso llevan a algunas personas a cometer actos de agresión en contra de sí mismos. Las investigaciones son ventanas que se abren para favorecer personas en todo el mundo”, finalizó Guillermo Monsalve.

Comentarios

X