Clínicos le hacen frente a la diabetes en tiempos de emergencia

Dr. Ángel Comulada, presidente de la Sociedad Puertorriqueña de Endocrinología y Diabetología (SPED).

 

En medio de la celebración del Día Internacional de la Diabetes, los endocrinólogos anunciaron al País la nueva campaña educativa que busca continuar enfatizando a la población de pacientes la manera correcta del buen almacenamiento de la insulina y de paso, continuar su labor humanitaria donando, esta vez, los “insuline cooling pack” que mantienen estos medicamentos en óptimas condiciones.

En la conferencia de prensa realizada el martes desde San Juan, participaron los doctores: Ángel Comulada, presidente de la Sociedad Puertorriqueña de Endocrinología y Diabetología (SPED); Myriam Allende, presidenta del Capítulo de Puerto Rico de la American Association of Clinical Endocrinologist (AACE); Luis Pérez Moreno, presidente de la Junta de la Asociación Puertorriqueña de Diabetes (APD) y Ángela Díaz, directora ejecutiva del Consejo Renal de Puerto Rico junto a Mariana Benítez, directora ejecutiva de la Fundación Pediátrica de Diabetes.

El doctor Comulada explicó que la campaña educativa impactará unas 80 oficinas de los endocrinólogos del País con la misión de educar a los pacientes sobre la forma efectiva de almacenar la insulina, las temperaturas correctas para preservar su efectividad, opciones de alimentos en temporada de emergencia y, sobre todo, otorgar los “insulin cooling pack”, empaques que mantienen en temperaturas frescas los medicamentos de insulina por un periodo de tres a cuatro días.

Estos empaques de refrigeración han sido donados por la industria farmacéutica Sanofi y se espera que en los próximos días lleguen a Puerto Rico aproximadamente unos 10 mil “insulin cooling packs”.

Unos 2,500 empaques de refrigeración ya fueron repartidos entre pacientes de la montaña y zonas urbanas del País, confirmó el doctor Pérez Moreno, presidente de la junta de la APD.

Entre las recomendaciones que reiteraron los clínicos estuvieron el que la insulina se mantuviera en temperaturas frías de 36 a 46 grados Fahrenheit y de esta forma durará hasta la fecha de expiración.

Una vez la insulina abierta, debe conservarse por un periodo de 86 grados y puede durar hasta 28 días sin refrigeración.

Por su parte, la doctora Allende enfatizó en la hidratación de esta población, sobre todo con agua potabilizada. Indicó también que a pesar de que en estos momentos se debe comer lo que “hay” debido a la falta de luz en muchos hogares, la clave está en la selección de los alimentos durante el horario de comidas.

Explicaron de paso que la campaña surge en tiempos donde aún mucha infraestructura clínica esencial para pacientes con diabetes, sufre daños debido al paso del huracán María y sobre todo, días luego del evento, surgió un aumento en las visitas de estos pacientes a las salas de emergencia, debido al descontrol de la enfermedad metabólica y sus complicaciones asociadas, destacó Comulada, endocrinólogo con práctica en el Bayamón Health Center.

Más aún, Díaz, directora ejecutiva del Consejo Renal, hizo hincapié en la necesidad del control de la enfermedad metabólica pues el 63% de la población que pacientes que reciben diálisis tienen un diagnóstico primario de diabetes. En Puerto Rico existen aproximadamente 6 mil pacientes con enfermedad crónica renal y su mortalidad ronda entre tres a cuatro muertes diarias de estos pacientes.

En medio de la emergencia de salud pública de la isla, han emigrado unos 400 hacia los Estados Unidos en búsqueda de un tratamiento estable en lo que se recuperan los servicios en el País, admitió.

Los pacientes con necesidad de los “insuline cooling packs” pueden comunicarse al Bayamón Health Center al (787) 269-6590 o a la Asociación Puertorriqueña de Diabetes al  (787) 729-2210.

 

Comentarios

X