Cirugía robótica oncológica para tratar los cánceres urológicos en Puerto Rico

Cirugía robótica oncológica para tratar los cánceres urológicos en Puerto Rico Dr. Ronald Cadillo, urólogo especializado en cirugía robótica oncológica y reconstructiva del Hospital HIMA San Pablo Bayamon.
Ingerny Polanco
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

La cirugía robótica consiste en el uso del robot Da Vinci -único autorizado por la FDA- para la realización de procedimientos complejos de salud con mayor precisión, flexibilidad y control en comparación con las técnicas convencionales. Esta técnica puede ser utilizada a nivel ginecológico, cardiovascular, cirugía general  (...) Sin embargo, una de las áreas donde tiene mayor incidencia es en el tratamiento quirúrgico del cáncer, que es a lo que se le denomina cirugía robótica oncológica. 

Una de las especialidades que más se ha beneficiado de este revolucionario sistema es la urología; razón por la que la Revista Medicina y Salud Pública (MSP) conversó en exclusiva con el Dr. Ronald Cadillo, el único urólogo en la isla con un fellowship en oncología urológica robótica y reconstructiva, para explicar los beneficios de este tipo de intervención para el tratamiento de los cánceres urológicos en Puerto Rico.

“La cirugía robótica oncológica aplicada a la urología es la utilización del sistema robótico para la realización de cirugías relacionadas a los diferentes tipos de cáncer urológico; ya sea próstata, riñón, testículo (...) en definitiva, todo los tipos de malignidades que existen en este campo de la salud”,

explicó el Dr. Cadillo, quien opera en el Hospital HIMA San Pablo Bayamón y se encuentra realizando este tipo de práctica en la isla desde mediados del 2012.

Según explica el especialista, las cirugías más frecuentes con este sistema son las que tienen que ver con cáncer de próstata, cirugía radical o parcial de riñón, cirugía para tumores funcionales como la glándula de Adán, tumor de cáncer de vejiga, cáncer de testículo, cáncer de pene y cáncer del sistema urinario superior.

Con relación a los beneficios, la cirugía robótica brinda la facilidad de poder abordar casos complejos, que antes, ya sea por el tamaño, exposición, la anatomía del paciente o la complejidad del tumor, no podían ser abordados. Sin embargo, es importante destacar que todo está asociado a la experiencia del cirujano, porque el robot no hace nada solo, necesita de alguien un especialista con experiencia que lo guíe.

Le puede interesar:   Descifran el perfil molecular de tres subtipos de linfoma de células B grandes

Los pacientes más propensos a utilizar este sistema

Aquellos pacientes que padecen cáncer de próstata, de riñón y del tracto urinario superior, representan el segmento de personas que más recurre a la cirugía robótica oncológica dentro del área urológica.  

“En el caso de los pacientes con cáncer de riñón hay dos alternativas; una es sacarle el riñón entero, que viene siendo una nefrectomía radical y la otra es la nefrectomía parcial, que básicamente es extraer el tumor con la finalidad de preservar el riñón. Esa cirugía es algo que hacemos mucho, tratamos de preservar el riñón para que el paciente no tenga la necesidad de quedarse con solo uno, porque la realidad es que muchos de estos pacientes tienen otras enfermedades; como presión alta y diabetes, por ejemplo, y eventualmente estas afectan los riñones, por lo que contar con sus dos riñones es muy importante para ellos”,

señaló el Dr. Cadillo.

Además, puntualizó que los pacientes que tienen cáncer del tracto urinario superior por lo general tienen más de 70 años; lo que quiere decir, que al tener edad avanzada la cirugía convencional era bastante mórbida para ellos, pacientes que tendían a complicarse mucho en el post operatorio; ya sea por el dolor o porque no podían movilizarse. Sin embargo, con el robot los pacientes usualmente pueden irse a casa el mismo día y el hecho de poder deambular rápido y no tener casi dolor, les permite lograr una recuperación bastante rápida.

Tiempo de recuperación 

“La recuperación depende de la cirugía. Por ejemplo en el caso de pacientes del tracto urinario superior, con cirugía convencional podrían durar un período de tres o cuatro días, el porcentaje de transfusiones es de un 25% a un 3 y las complicaciones como neumonía o problemas respiratorios es de alrededor de un 15%. Mientras que el paciente con cirugía por robot, por lo general, ya está caminando el mismo día, se va a su casa al día siguiente y el porcentaje de transfusiones de menos de un 1%”,

aseguró el galeno.

Por otro lado, expresó, que en el caso de la cirugía por cáncer de próstata, los pacientes usualmente se quedan tres o cuatro días en el hospital, 30% de ellos requiere transfusiones de sangre y pueden volver a sus actividades normales en un período aproximado de seis a ocho semanas. En cambio, con el robot, están caminando el mismo día y se pueden ir a casa al día siguiente, además de poder volver a su trabajo después de dos semanas. 

Le puede interesar:   Descubren antibiótico capaz de matar a las bacterias más resistentes

Casos más complejos

El Dr. Cadillo realiza más de 40 tipos de cirugía por robot en el área urológica y ha llevado a cabo más de 1,200 casos a través de este sistema. Basado en esa trayectoria, el galeno explica que hay casos muchos complejos, por diferentes razones; ya sea por la edad, por el tipo de tumor, por la anatomía, etc.

En ese sentido, pacientes operados del riñón, pacientes con riñones únicos -porque la necesidad de salvar ese riñón es imperativa porque si a ese paciente se le extrae el riñón hay que llevarlo a diálisis-, pacientes que hayan tenido cáncer anteriormente, aquellos que tengan múltiples cirugías, tumores gigantes, pacientes que se les haya realizado deserciones de la aorta o de la cava y pacientes que hayan tenido complicaciones con cirugías previas, son solo algunos de los casos complejos que pueden presentarse al operar, según explica el Dr. Cadillo.

Cirugía reconstructiva

“Si bien la cirugía por robot ha brindado la facilidad de proporcionar mayor alcance a muchos casos oncológicos, yo diría que en los últimos cinco años la verdadera revolución de la cirugía por robot ha sido la cirugía reconstructiva, la cual consiste en tratar de reparar algo que fue dañado; ya sea por un procedimiento previo o por malformaciones con las que se nace. Este campo era bien poco explorado y usualmente estos pacientes siempre se les ha hecho procedimientos para tratar de mejorar su situación, pero no para corregirla. Pero con la cirugía por robot se ha podido brindar una solución real a esto, porque garantiza el acceso a áreas más difíciles; lo que hace que a estos pacientes no sola se le realice procedimientos para tratar de mejorar su calidad de vida, sino para devolverles su vida”,

concluyó el Dr. Cadillo.

Comentarios

X