Científicos encuentran molécula supresora del cáncer de piel

Científicos encuentran molécula supresora del cáncer de piel Los investigadores utilizaron los datos clínicos del Atlas del Genoma del Cáncer para vincular la expresión de DIRC3 con los resultados de los pacientes con melanoma.
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Una ruta prometedora para desarrollar nuevos tratamientos para el cáncer de piel ha sido identificada por los científicos de la Universidad de Bath, que han encontrado una molécula que suprime el crecimiento del tumor de melanoma.

Aunque la investigación se encuentra en una etapa inicial, el equipo espera que su trabajo pueda ayudar a desarrollar nuevas formas de combatir el melanoma y potencialmente otros cánceres también.

El equipo del Departamento de Biología y Bioquímica de la Universidad de Bath estaba investigando un grupo de ‘ARNs no codificantes largos’ (ARNlnc) con colegas del Instituto Ludwig de Investigación del Cáncer de la Universidad de Oxford, el Instituto Wellcome Sanger y la Universidad de Lausana, Suiza.

lncRNAs

Los lncRNAs son moléculas transcritas de nuestro ADN que no producen proteínas y cuyas funciones permanecen en gran parte desconocidas. Se cree que el grupo particular de ARNic que le interesaba al equipo está involucrado en el cáncer.

De un grupo de 245 lncRNAs que estaban asociados con los melanomas, identificaron uno, llamado Disrupted In Renal Carcinoma 3 (DIRC3, por sus siglas en inglés), que actuó como supresor tumoral para bloquear la propagación de las células de melanoma humano cuando se cultivaron en experimentos de laboratorio. Al utilizar la edición de genes para desactivar la producción de DIRC3, el equipo vio que el “crecimiento independiente del anclaje” – un sello distintivo de la propagación del cáncer maligno – aumentó drásticamente entre dos y ocho veces.

Le puede interesar:   Puerto Rico refuerza protocolos en salas de emergencia durante el COVID-19

Además, los científicos demostraron que DIRC3 activa el gen supresor tumoral clave IGFBP5, revelando que desempeña un papel en las complejas redes que rigen la expresión de genes importantes para el crecimiento del melanoma y su propagación a otras partes del cuerpo.

Los investigadores utilizaron los datos clínicos del Atlas del Genoma del Cáncer para vincular la expresión de DIRC3 con los resultados de los pacientes con melanoma. Descubrieron que los pacientes con melanoma que producían altos niveles de DIRC3 tenían un aumento estadísticamente significativo de las tasas de supervivencia

en comparación con los pacientes que expresaban niveles bajos. El estudio está publicado en PLOS Genetics.

Opinión de investigadores

El Dr. Keith Vance, del Departamento de Biología y Bioquímica de la Universidad de Bath, dijo: “Aunque se trata de etapas tempranas, nos entusiasma el potencial de los medicamentos activadores de DIRC3 para convertirse en una nueva forma de tratar el cáncer de piel“. Esta investigación da pasos vitales hacia cualquier desarrollo futuro de la terapia.

“Recientemente se han hecho grandes avances en el tratamiento del melanoma. Sin embargo, no todos los pacientes responden a las terapias actuales y la mayoría de los cánceres de piel se vuelven resistentes a los medicamentos con el tiempo. Por lo que una nueva forma de tratarlo podría ser otra herramienta para combatir la enfermedad. Al investigar cómo funciona DIRC3 podemos realmente empezar a entender cómo bloquea la propagación del melanoma en detalle a nivel molecular. También e identificar las interfaces farmacológicas y las estructuras específicas que podrían ser objetivos de la medicina”,

agregó el Dr. Vance.

Los investigadores forman parte de la red de Investigación de Cáncer en Bath (CR@B), que acaba de celebrar su décimo aniversario. El estudio fue financiado por el Consejo de Investigación Biológica y Biotecnológica (BBSRC), el Fondo de Investigación del Cáncer de Piel y la Royal Society.

Comentarios

X