Celebra 40 años de Medicina la Universidad Central del Caribe

Si algo ha distinguido a la Universidad Central del Caribe (UCC) desde su fundación es el compromiso constante con la comunidad, hecho que le ha conferido celebrar 40 años de servicio.

«Desde que la institución fue fundada siempre se ha destacado por ofrecer un servicio a las comunidades marginadas. Nuestros estudiantes son preparados muy abarcadoramente en todos los aspectos», comentó José Ginel Rodríguez, presidente de la institución que ubica en los predios del hospital Dr. Ramón Ruíz Arnau en Bayamón.

Son estas iniciativas comunitarias que además han contribuido a que la universidad se mantenga a la vanguardia en el ámbito de la salud pública, e incluso en el área de investigación donde la universidad ha podido desarrollar patentes conferidas por la Oficina de Patentes de Estados Unidos.

Entre ellas, la patente titulada «Aplicaciones terapéuticas de cembranoides contra la replicación del virus del SIDA, contra el NeuroSida y contra la inflamación producida por el virus del SIDA», se perfila como una de las contribuciones más grandes que la universidad ha hecho al campo de la medicina. El estudio se basa en las investigaciones de cinco profesores de la Escuela de Medicina de la UCC, el doctor Pedro Ferchmin, la doctora Vesna Eterovié, el galeno José W. Rodríguez, el doctor Eddy Ríos Olivares y el doctor Henrique Martins.

Los científicos demostraron que el 4R-cembranoide, un compuesto químico encontrado naturalmente en hojas y flores de tabaco, ofrece nuevas esperanzas para las víctimas del SIDA.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

«La razón de ser de nosotros son los estudiantes. Los estudiantes tienen una facultad comprometida y muchos nos comentan que ingresan a esta universidad porque la comunidad es más pequeña, por lo que se sienten más unidos, en familia. Aquí no son un número más, aquí son atendidos como un individuo con necesidades particulares», expresó Ginel Rodríguez a la revista de Medicina y Salud Pública (MSP).

Durante los actos de celebración, la administración inauguró una galería con imágenes de los pasados presidentes. Mientras se develaron las imágenes, el actual director de la UCC, José Ginel Rodríguez, recordó los inicios de la institución médica conocida anteriormente como la Escuela de Medicina de Cayey, municipio donde se fundó para el 1976 y luego se trasladó a Bayamón para definirse como universidad en el 1979.

Operan con finanzas saludables
En tiempos de crisis económica por los que atraviesa la Isla, Ginel Rodríguez quien ha estado al mando de la universidad por los pasados 8 años admite que la universidad no está exenta estos embates, pero su administración ha podido mantener las finanzas a flote.

«La estrategia fundamental es ser prudente en los gastos. No gastamos en exceso, somos muy cuidadosos con lo que tenemos, pero estamos bien económicamente», indicó Ginel Rodríguez en un aparte con la MSP.

Actualmente la matrícula de la universidad fluctúa entre unos 150 estudiantes quienes forman parte de sus programas subgraduados, graduado y doctorados.

Desde su fundación la escuela ha conferido unos 4,938 grados a profesionales de la salud. De ese total se han graduado 2,516 Doctores en Medicina; 2,237 profesionales en las Imágenes Médicas, provenientes del bachillerato, grado asociado y certificados postgrado en Tecnología Radiológica; 44 maestrías en Ciencias Biomédicas; 18 maestrías en Consejería en Abuso de Sustancias, 9 doctorados en Biología Celular y Molecular y 2 doctorados en Neurociencias.

Comentarios

X