Casos en serie: Ocurre caso de lesión plasmocitaria en nasofaringe de mujer

Casos en serie: Ocurre caso de lesión plasmocitaria en nasofaringe de mujer Doctor Manuel Alberto Battle

Jean Mitchelle Vélez
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Nota del editor: Esta serie de casos de plasmocitoma tiene como objetivo reiterar el valor de la reevaluación y la evaluación inmunohistoquímica de las muestras de patología cuando esta y los marcadores de diagnóstico no cumplen con la sospecha clínica.

Una de cada ocho mujeres en Estados Unidos desarrollará cáncer invasivo de seno durante toda la vida. Los plasmocitomas, a diferencia del mieloma múltiple, los cuales están estrechamente relacionados, no se presentan con los síntomas asociados tales como anemia, lesiones óseas, insuficiencia renal e hipercalcemia. Sin embargo, en sí mismo, representa un porcentaje muy bajo de neoplasmas plasmoides de hasta un 4%, y la gran mayoría es representada por mieloma múltiple.

La edad promedio de los pacientes con plasmocitoma extramedular oscila los 55 años, con una relevancia femenina. Inicialmente, puede confundirse con mieloma múltiple debido sus características, pero un 30% tiene progresión.

En relación con esto, una mujer de 55 años de edad fue referida por un médico de cuidado primario a un centro de cáncer al sur de Puerto Rico después de presentar hemorragias nasales repetidas.

Tras la evaluación patológica inicial de una masa nasofaríngea, se encontró que se correlacionaron con un plasmocitoma y amiloidoma asociado, pero también se evaluó la médula ósea, que no mostró evidencia de neoplasia de células plasmáticas.

Esta paciente fue tratada inicialmente con sesiones de radioterapia que no condujeron a la remisión de la enfermedad. Por ello, se inició un régimen de quimioterapia estándar para el mieloma múltiple y se realizó una evaluación de rutina para el mieloma múltiple.

Después del tratamiento, la biopsia demostró la persistencia de la enfermedad, lo que se sugirió a un especialista, que ordenó intervención quirúrgica frente al trasplante autólogo de médula ósea. Durante el período de tratamiento, el paciente rechazó la posible necesidad de un trasplante de médula ósea y cirugía.

Actualmente, el paciente continúa en vigilancia de la progresión de la enfermedad y la monitorización periódica del mieloma múltiple.

Según la literatura, se han dado casos en el que la malignidad reduce notablemente con los métodos tradicionales en estos casos. El doctor Manuel Alberto Battle, residente del Hospital Damas que atendió el caso, también colaboró en el caso clínico inicial y dijo que sí puede haber recurrencia debido a una célula que muta, el problema es que este cáncer es esporádico.

Discusión

Todos estos aspectos son clave a considerar por el médico para evitar cirugía innecesaria o quimioterapia cíclica. En el cuello, el plasmocitoma sigue siendo raro y representa el 3% de los tumores de células plasmáticas y el 4% de los tumores de la cavidad nasal que tienen su predilección en la región del cuello-cabeza ocurre hasta en un 80% de las veces. La supervivencia aproximada a 10 años es del 70% después del tratamiento con escisión quirúrgica, radioterapia y evaluación cíclica.

De hecho, su presentación clínica puede ser epistaxis refractaria intermitente, o una masa roja o rosa que causa obstrucción nasal sin erosión, la misma presentación de un carcinoma en esta área.

«Nuestros casos de plasmocitoma mamaria y nasofaríngeo recuerdan la importancia de mantener la mente abierta cuando se evalúan los tumores de mama y cuello; sabiendo que un aparente consenso para su tratamiento no es solo la escisión quirúrgica sino el uso de radioterapia a 45 Gy«,

concluyó Battle.

Comentarios

X