Cannabis: efectiva planta en el tratamiento del dolor crónico y la ansiedad

Dra. Maria Fernanda Arboleda, anestesióloga Dra. Maria Fernanda Arboleda, anestesióloga

Marcela Boyacá Mesa
Agencia Latina de Noticias de Medicina

La planta de cannabis o más conocida como marihuana tiene más de 500 compuestos químicos y se usa desde el año 3.000 A.C. en la industria  y con fines terapéuticos, siendo muy exitosos los tratamientos para pacientes con convulsiones, enfermedades mentales y se llegó a utilizar como analgesico para el momento del parto. La Revista Medicina y Salud Pública (MPS) entrevistó a la doctora Maria Fernanda Arboleda anestesióloga e investigadora en cuidados de soporte en cáncer y cannabis medicinal para conocer más sobre los usos terapéuticos de la milenaria planta. 

“En los 1800 era aceptada por los médicos de la época, hay quienes dicen que era aceptada por la corte de la reina que la usaba para los dolores de sus cólicos menstruales o dismenorreas qué llamamos en medicina y hacia los 1850 era aceptada en la farmacopea de los Estados Unidos, sin embargo por ese relacionamiento que se le empieza a dar a la planta de cannabis con crímenes, con la parte psicoactiva, que es una droga, que representa un peligro se retira de la farmacopea de los Estados Unidos en 1942 y entramos en esa era prohibicionista en la que nos encontramos”. 

Varios países en el mundo han modificado sus leyes con el fin de reintroducir el uso de esta planta para fines medicinales y recreativos, en Uruguay y Canadá está totalmente legalizado y más de treinta países ya la han legalizado para fines terapéuticos. 

Escuche la entrevista completa aquí 

Los cannabinoides 

Este compuesto de la planta es el más usado por los médicos para fines terapéuticos, existen más de cien pero los dos los más usados son THC y CBD, la doctora Arboleda explicó por qué estos dos son los más estudiados. 

El THC 

“Cuando una persona busca el cannabis o marihuana para uso recreativo va a buscar unas altas concentraciones de THC porque el THC produce esta sensación de euforia y bienestar y este efecto produce lo que llamamos psicoactividad, pero no hay que satanizar al THC porque el THC a dosis muy pequeñas que no tienen nada que ver con las dosis que se usan para fines recreativos nos va a permitir controlar algunos síntomas. El cannabis medicinal no cura ninguna enfermedad controla síntomas dentro de una enfermedad y el THC ha mostrado que puede llegar a controlar el dolor crónico neuropático, los pacientes con dolor crónico neuropático son paciente con diabetes mellitus porque les da un dolor muy fuerte en sus extremidades, pacientes con hernias discales o conocido como ciática, el THC también sirve para dormir y a demostrado mejorar la calidad del sueño en pacientes con insomnio, hay evidencia también de que incrementa el apetito y los médicos usamos esto a nuestro favor en pacientes con cáncer, con VIH que tiene síndrome de anorexia. Por último el THC ha demostrado mejorar las náuseas y el vómito que se relacionan con la quimioterapia”. 

El CBD

La doctora explicó que el CBD no produce esa intoxicación que se ve con el THC y es desde el punto de vista de la literatura médica y la evidencia científica ha demostrado ser un excelente antiinflamatorio, ansiolítico y otros. 

“Se ha evidenciado que puede ayudar con el dolor por ejemplo en pacientes con artritis, también mejora la ansiedad, los estudios nos hablan de pacientes que tienen trastornos de ansiedad social que es un tipo de ansiedad importante, también pacientes con trastorno de estrés postraumático como los que han ido a la guerra o los han secuestrado desarrollan este tipo de estrés postraumático y el CBD nos puede ayudar con ese tipo de ansiedad y el THC nos puede ayudar a que duerman mejor y ahí empezamos a ver en qué casos nos va a ayudar y por último el CBD ha sido muy famoso por el efecto en las convulsiones, ayuda a controlar las convulsiones en epilepsia sobre todo en niños que tienen epilepsias refractarias que se conocen como el síndrome de LennoxGastaut y el síndrome de Dravet que son dos tipos de epilepsia donde los niños convulsionan muchísimas veces al día y eso afecta su calidad de vida y la de sus padres el cbd puede ser muy útil en estos casos”. 

El cannabis medicinal no cura y no reemplaza ningún medicamento es un complemento o como se dice en medicina coadyuvante 

Retos de la medicina en el uso del cannabis

Brechas de la investigación: falta construir evidencia científica para el uso del cannabis en diversas enfermedades. 

Estigma social para el uso de cannabis medicinal: este estigma se ve en todo el mundo inclusive para el uso medicinal. 

Limitaciones regulatorias: existen prohibiciones en muchos países y el médico se ve maniatado a la hora de prescribir y los pacientes se ven obligados a acceder a estos productos en mercados ilegales que pueden poner en riesgo al paciente innecesariamente. 

Limitación en educación del uso del cannabis medicinal a los médicos: es un tema que no se aborda en la academia en la mayoría de los casos por el estigma que se tiene con el tema, esto induce a que el médico no lo prescriba. 

Comentarios

X