Buscan levantar centro de investigación científica de Parkinson en Puerto Rico

Experto en neurociencia unirá a los neurocientíficos de la isla para promover estudios empíricos que ayuden a esta población de pacientes

Ante la necesidad de datos empíricos, científicos y epidemiológicos de los pacientes con la enfermedad de Parkinson en Puerto Rico, el neurólogo español Dr. Angel Vinuela busca crear en Puerto Rico un centro de investigación clínica y científica para beneficio de esta población de pacientes en la isla, indicó en exclusiva a la Revista Puertorriqueña de Medicina y Salud Pública (MSP).

Vinuela, es un especialista en trastornos de movimientos y enfermedades neurodegenerativas, es graduado de Medicina en España y se destacó como científico en la Universidad de Harvard entre los años 2003 y 2007. Actualmente tiene práctica en la isla en el Hospital Pavía de Arecibo, el Hospital Wilma Vázquez de Vega Baja, entre otros.

En los laboratorios de la prestigiosa institución, redirigió el interés de la comunidad neurológica motivándolas a ser parte de la creación de terapias de regeneración celular con células fetales (células madres extraídas de tejidos de fetos) que demostraron ayudar a la población de pacientes con Parkinson pues las mismas una vez trasplantadas, se conectaban a las áreas afectadas del cerebro y de esa forma, mejoraba ampliamente su calidad de vida.

Los estudios en regeneración celular del Dr. Vinuela también demostraron que dichas células continuaban funcionando luego de 14 años de haber sido trasplantadas a los pacientes.

“En Puerto Rico hay una necesidad enorme de estudios científicos y clínicos en enfermedades neurodegenerativas. Aquí no existen estadísticas, no se conoce qué tipos de genes son los afectados específicamente en los pacientes puertorriqueños. También hay mucha necesidad de tratamientos. Solo hay tres neurólogos que se dedican a tratar Parkinson. Existe un desafío grande, pero esto nos da la oportunidad de trabajar un sinnúmero de proyectos”, sostuvo.

“Solo se sabe de una expresión de un gen característico en Puerto Rico, que se ha identificado en una familia con Parkinson en la isla, pero todo está muy prematuro porque es muy complicado el acceso a las pruebas genéticas en Puerto Rico. Las planes no las cubren”, estipuló.

Otro asunto que el Dr. Vinuela resaltó es la consistente falta de acceso a los médicos que tienen los pacientes de Parkinson en Puerto Rico y que “tienen que haber una gran cantidad de pacientes que ni estén viendo a su neurólogo o no tienen el tratamiento adecuado”.

Por tal razón, el médico busca la alianza con especialistas y científicos de la academia que le ayuden a establecer primeramente una red de clínicas para pacientes de Parkinson en Puerto Rico y de paso, la identificación de un posible centro que sirva de base para canalizar esta población de pacientes en la isla.

“Lo primero que debemos levantar es la epidemiología de esta población de pacientes. No sabemos dónde están ni donde se atienden. Luego establecer un centro donde puedan acudir para recibir servicios clínicos y agruparlos a todos para establecer estudios científicos”, formuló.

Comentarios

X