Beneficios en la aprobación de ley de incentivos, pero restan leyes que evitarían el éxodo de médicos

Dr. Victor Ramos
Jean Mitchelle Vélez
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

La Ley 60-2019 del Código de Incentivos de Puerto Rico que beneficiaría el repago de préstamos estudiantiles a médicos, dentistas, veterinarios e investigadores científicos en el área de la salud con el compromiso de permanecer en la isla por siete años consecutivos recibió la estampa del gobernador Ricardo Rosselló bajo la premisa de evitar el éxodo masivo de la clase médica. 

«Ciertamente agradecemos, pero vamos a tener comunicación con secretario de Desarrollo Económico porque vuelven a restringir a que el secretario de Salud defina unas áreas de necesidad y entendemos que eso no iba a estar -antes de su aprobación- y eso puede que gente esté excluida y no queremos que haya alguna»,

expresó el doctor Víctor Ramos, presidente del Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico. 

En cuanto a los préstamos, que también fueron aprobados en la tarde de ayer, no aplica a los que tienen reválida de Puerto Rico. Sin embargo, Ramos plantea que deben estar cobijados bajo esta ley todos los profesionales médicos. 

También se extenderá  -hasta el septiembre 30 de este año- el tiempo para que los médicos residentes en Puerto Rico soliciten el decreto bajo la Ley de Incentivos Para la Retención y Retorno de Profesionales Médicos y hasta el junio 30 del año 2020 para que médicos que estén en el exterior regresen a ejercer en la isla y puedan beneficiarse de las tasas preferenciales establecidas en esta ley.

Por otro lado, esta aprobación no sustentaría el regreso y la retención.

«Estamos agradecidos en todo lo que tenga que ver con el beneficio de la clase médica, pero nosotros creemos que el gobernador tiene para la firma dos de las leyes más importantes para la clase médica de médica de Puerto Rico que lo son el proyecto 1546 de la Cámara de Representantes y la 841 del Senado«,

dijo el médico. 

En tanto, el proyecto 1546 prohíbe las redes cerradas y obligaría a que en noventa días las aseguradoras otorguen contratos importantes a los médicos jóvenes. Mientras que el proyecto del Senado 841 ordenaría a los medicare advantage que mejoren las tarifas de pago y a su vez se prohíba la cancelación de contratos sin causa, lo que tanto obliga a estos profesionales a ejercer fuera de la isla.

«Esas dos leyes serían históricas que esperaríamos que el gobernador la firme y sería la administración que más ha hecho por la clase médica»,

aseguró Ramos. 

A pesar de que las sesiones en El Capitolio se reanudarán el próximo mes, el galeno  solicitó reuniones con el gobernador y sus asesores para que estas peticiones entren en vigor. 

Comentarios

X