Aumenta violencia intrafamiliar en los países de América Latina durante la cuarentena

Marcela Boyacá Mesa
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

La mayoría de países del mundo se enfrentó a algo nuevo en los últimos seis meses, una cuarentena o confinamiento, decretada por las autoridades de salud de cada una de las naciones, esto con el fin de resguardar a las personas del contagio del COVID-19. La orden es quedarse en casa porque ese es el lugar más seguro, sin embargo, paradójicamente en medio de esta etapa de unión de las familias el mundo se dio cuenta que las mujeres no están a salvo en su casa porque allí está su principal agresor, su pareja. La violencia de género está catalogada por la OMS como un problema de salud pública que afecta a más de un tercio de las mujeres en el mundo.

A principios del mes de mayo Hans Kluge, director Europa para la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó sobre el aumento de esta violencia.

“Los Estados miembros informan de un aumento de hasta del 60% de las llamadas de emergencia de mujeres víctimas de violencia por parte de su pareja en abril de este año, en comparación con el año pasado”.

El funcionario explicó que las causas que contribuyen al incremento de la violencia doméstica son el desempleo, el estrés y la ansiedad inducidos por la inseguridad financiera o profesional.

Las Cifras en Puerto Rico

Madeline Bermúdez procuradora interina de las Mujeres en la Isla lanzó una campaña llamada “#Amor=” invitando a la sana convivencia, particularmente, durante el confinamiento a raíz del COVID-19, esto debido al incremento en las llamadas a la línea de orientación de la Oficina de la Procuradora .

Las cifras en Puerto Rico son poco precisas, sin embargo, el informe preliminar de la Policía de Puerto Rico señala que se registraron 467 incidentes de violencia doméstica contra mujeres y 84 contra hombres, durante el mes de marzo 2020. Por esta razón un colectivo de periodistas elaboró un informe para condensar algunos puntos sobre este tema y aclarar a las mujeres que se debe hacer y a dónde acudir en estos casos.

Le puede interesar:   Angioedema hereditario: alergistas boricuas lideran proyecto para el tratamiento de la enfermedad

Si usted o alguien conocido tiene un caso en la isla se puede comunicar al número de Línea de Orientación 787.722.2977

El caso Bogotá Colombia

Este fenómeno ha llevado a que las autoridades en temas de género de los distintos países adopten medidas acondicionadas al confinamiento para la prevención de la violencia intrafamiliar y ayuda a las mujeres que se encuentran en peligro. Por ejemplo, en el caso de Bogotá la capital de Colombia desde la Secretaría de la Mujer diseñaron una estrategia llamada Espacios Seguros , su representante Diana Rodríguez Franco explicó de qué se trata en entrevista para la Revista Medicina y Salud Pública.

“Las mujeres están confinadas, están con sus agresores, no todas las mujeres pueden usar el teléfono o el whatsapp para acceder a líneas de atención, entonces creamos un espacio donde estas mujeres pudieran ir y pensamos en esos sitios donde las mujeres están autorizadas a ir y son los supermercados y las farmacias, entonces  la estrategia es que en más de 630 farmacias y supermercados en Bogotá las mujeres puedan llegar, entrar y rápidamente pedir en el caso de que su vida esté en riesgo que la policía las ayude, es decir que el encargado de la tienda llame a la policía y las ayude, si la vida de esa mujer no está en riesgo y solo quiere orientación el encargado de la tienda toma los datos, muy básicos y se los pasa a la Secretaría de la Mujer para que nosotros la podamos contactar”.

Esta estrategia permite que las mujeres vayan a una casa refugio en el caso que manifiesten que no es posible volver a su casa porque sienten que su vida y la de sus hijos está en riesgo, allí pueden quedarse hasta 4 o 6 meses mientras establecen una nueva vida con ayuda de la entidad.

Le puede interesar:   Reflujo ácido y reflujo gastroesofágico: ¿son lo mismo?

Vea la entrevista completa aquí

Medidas de emergencia versus medidas estructurales

Un grupo de 30 periodistas de 19 países de América Latina preocupados por el aumento en los casos de violencia de género en la región debido al confinamiento por el COVID-19, realizó una investigación para explicar cómo la violencia de género, la violencia contra la mujer y la violencia intrafamiliar, se presenta en la región y qué soluciones reales y estructurales se están gestando en Latinoamérica.

Para ahondar sobre las Medidas de emergencia versus medidas estructurales consultaron a Adriana Guzmán, referente del Movimiento Feminista Comunitario Antipatriarcal y de la red Feministas América Latina explicó que, aunque las medidas actuales son “bien concebidas” no plantean una solución estructural porque no transforman las relaciones de género.

“Medidas que aspiren al cambio estructural tienen que basarse en la indagación, conocimiento y comprensión de la variedad de situaciones que resultan en la violencia de género: regiones del país, localidades, instituciones diversas, generaciones, clases, razas y pueblos étnicos. Un gran mapa es indispensable para pasar a la formulación de una intervención que alcance al epicentro del problema desde la diversidad de sus manifestaciones y pueda transformarlo. En la búsqueda de una solución estructural a la violencia de género, se debe trabajar en que los casos de agresión no queden impunes. Hay menos índices de violencia de género y de feminicidios en las comunidades porque allí, los agresores tienen menos impunidad. No se puede matar a la pareja y quedarse viviendo en la comunidad”. 

Comentarios

X