Atentos los reumatólogos al impacto de la artritis en los órganos

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Lejos del concepto de que la artritis afecta solamente a los huesos, el expresidente de la Sociedad de Reumatólogos de Puerto Rico, doctor Efraín Carrasquillo, sostuvo que estos especialistas deben ser súper internistas que conozcan todos los sistemas, más relacionar los daños al sistema con los daños al esqueleto.

“Los especialistas de medicina interna deben estar capacitados para confirmar o identificar enfermedades inflamatorias sistémicas. Es decir, que envuelve cualquier órgano del cuerpo. Para nosotros los reumatólogos, el arte es cómo integramos la relación de sistemas, no cómo los separamos”, sostuvo el médico.

Enfatizó que los reumatólogos no pueden separar los sistemas, sino verlos de manera integrada, contrario a otras ramas de la medicina que llamó más ‘técnicas’, como el especialista en cirugía de manos, que no evalúa el pie. Lo describió como un súper internista que tiene que conocer todos los sistemas, más relacionar los daños al sistema con los daños al esqueleto.  

El médico dijo que cuando el reumatólogo medica al paciente, la meta no es solo controlar el efecto de la enfermedad en huesos y coyunturas para evitar la deformidad, sino que además, el efecto de los mismos en los órganos, cómo afecta a éstos.

Carrasquillo mencionó que existe al menos un centenar de enfermedades inflamatorias identificadas, y cada una de ellas tiene su patrón de daños y según los órganos que afecta, los médicos pueden identificarlas. Y aclaró que lejos del concepto general de que las enfermedades reumatológicas afectan o se manifiestan solamente en el hueso o en las personas de la tercera edad, afectan también órganos, e impactan a cualquier edad.

Estableció, además, que hacer un diagnóstico no es tan sencillo como que el paciente vaya al consultorio y diga “vengo aquí. Mi médico me hizo pruebas, salieron positivas y hay inflamación”.

Dijo que para ayudar a hacer el diagnóstico preciso “se puede hacer referencia a la prevalencia para diferenciarlas por sexo y edades. Hay algunas más comunes en mujeres y otras son más comunes en hombres, mientras que en la prevalencia, hay unos tipos de artritis que se ven más en la tercera edad, y tienes pacientes jóvenes”.

La artritis más común en hombre es la artritis por gota, ya que al no contar con la cantidad de estrógeno característico de la mujer, no tiene defensa contra el ácido úrico. Esta puede afectar a la mujer después de la menopausia. En la mujer, abunda más la artritis por lupus y la reumatoide, que son enfermedades autoinmunes, indicó el experto.

En entrevista con la Revista Puertorriqueña de Medicina y salud Pública (MSP), el catedrático auxiliar de la Escuela de Medicina de la Universidad Central del Caribe mencionó que una de artritis más retantes es la que se presenta con cero negativos en los marcadores.

En circunstancias comunes, el 72 por ciento de los pacientes con artritis reumatoide presentan cero positivo en sangre, con los marcadores salen positivos, lo que indica que puede deformar y dañar más rápido, lo que se usa como una medida prognóstica.

Y está el otro 28 por ciento aproximadamente de los pacientes que no presenta esos marcadores, o sea, cero negativo. “Que aunque tiene un margen de daño de la enfermedad, porque vas al esqueleto y lo encuentras, su ventaja es que va a dañar más lento. Pero como es algo dinámico y cambiante, a la mitad de ese 28 por ciento en algún momento le va a aparecer los marcadores”, anticipó.    

Un ejemplo de un diagnóstico que presenta síntomas atípicos o que pudiera no relacionarse a la artritis, es un paciente que fue a un médico con una inflamación en un ojo que es referido por el oftalmólogo, quien se dio cuenta de que no se trataba de una simple inflamación, sino síntoma de otra enfermedad, ya que había presentado inflamación dos veces en un año.  

En cuanto a cómo afectan las enfermedades inflamatorias al cuerpo, Carrasquillo indicó que la osteoartritis, que afecta a todas las personas debido a la edad, tiene un efecto gradual.

Sin embargo, las artritis inflamatorias afectan de golpe. “El paciente me puede decir ‘mire médico, yo estaba bien hasta el Día de las Madres, cada día ha sido peor. Me levanto con una camisa de fuerza puesta’. Y ahí uno tiene que empezar a pensar ‘esto es nuevo, le está limitando’, y vas a evaluar la parte esqueletal con rayos x, medicina nuclear. Realizas pruebas de laboratorio, porque te pueden decir si un órgano que trabajaba en funciones vitales tiene algún cambio, y compararlos con pruebas anteriores”, detalló el galeno.

 

Comentarios

X