Asocian una ruta genética al índice de supervivencia en el cáncer de mama

Imagen de archivo de la oncóloga Ana Lluch experta en cáncer de mama Foto: ROBER SOLSONA

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

El estudio ha sido realizado por el Hospital Clínico de Valencia, en el que han participado 328 pacientes

El grupo de Biología del Cáncer de Mama del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Clínico de Valencia (Incliva) coordinado por la oncóloga Ana Lluch, ha asociado la activación de una ruta genética al índice de supervivencia en un determinado tipo de cáncer de mama, tras un estudio realizado en el que han participado 328 pacientes, según ha informado el centro en un comunicado.

Según el Incliva, NF-kB es una familia de proteínas que interacciona con el ADN facilitando la expresión de genes, y que se encuentra desregulada en muchos tumores, entre ellos el cáncer de mama. Desde hace varios años este grupo de investigadores está interesado en su estudio y concretamente en la vía de señalización de NF-kB.

El trabajo, recientemente publicado en la revista «British Journal of Cancer», tenía como objetivo identificar una posible correlación entre la activación de la ruta de NF-kB no canónica y el cáncer de mama, explorando si alguno de sus genes diana podrían ser utilizados como un marcador predictivo.

Así, en el estudio se emplearon dos técnicas de medición distintas y dos grupos independientes de pacientes. En un primer grupo de 121 pacientes se analizó, mediante la medición de unión al ADN, los niveles de activación de dos proteínas presentes en la vía estudiada, en las muestras congeladas de tumores.

En el segundo grupo de 207 pacientes, la cohorte de validación, donde el estudio se realizó en muestras de parafina mediante una técnica que tiñe las moléculas llamada inmunotinción. De esta forma, con los datos obtenidos por ambas técnicas se evaluó la correlación de los resultados con la supervivencia libre de enfermedad, la supervivencia global y con los factores clínico-patológicos.

Los resultados mostraron activación de las proteínas NF-?B2 en el 53,7 por ciento y de RelB en el 49,2 por ciento de los tumores ER+ analizados en el primer grupo. En la cohorte de validación, se obtuvo una proporción similar de casos con la activación de NF-?B2 y RelB, con un 39,6% de muestras que mostraron co-activación de ambas proteínas simultáneamente.

Además, la activación de NF-?B2 y de RelB se asoció significativamente con peor supervivencia libre de enfermedad y en el caso de estar activas ambas a la vez se asoció con la recaída temprana.

La doctora Pilar Eroles, investigadora principal del proyecto, explica que, gracias al estudio, también han identificado «la expresión del gen de mioglobina como un posible marcador sustituto de la activación de la vía no canónica NF-kB en los tumores ER+, cuyo estudio debiera resultar más accesible».

La investigadora ha precisado que la activación de la vía NF-kB no canónica «se asocia inversamente con la expresión del receptor de estrógeno en el cáncer de mama ER + y predice una baja supervivencia en este grupo de pacientes».

Comentarios

X