Asocian el uso de antibióticos en mujeres con mayor riesgo de infarto e ictus

Los investigadores estudiaron a 36.429 mujeres, mayores de 60 años, a las que se preguntó sobre el uso de antibióticos cuando eran jóvenes

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Las mujeres que toman antibióticos durante un período prolongado -dos meses- corren un mayor riesgo de sufrir un ataque cardíaco o un derrame cerebral. Lo asegura una investigación publicada en « European Heart Journal» y realizada en de 36.500 mujeres ha visto que las mujeres mayores de 60 años que tomaron antibióticos durante dos meses o más tenían el mayor riesgo de enfermedad cardiovascular. Además, esta relación también se encontró en las mujeres de mediada edad, de 40 a 59 años, aunque no en adultos jóvenes de entre 20 y 39 años.

Lu Qi, de la Universidad de Tulane, en Nueva Orleans (EE.UU.) que dirigió la investigación, señala que una posible razón por la que el uso de antibióticos puede estar relacionado con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular es que estos fármacos alteran el equilibrio del microambiente en el intestino, destruyen las bacterias ‘buenas’ probióticas e incrementan la prevalencia de virus, bacterias u otros microorganismos que pueden causar enfermedades.

Los investigadores estudiaron a 36.429 mujeres, mayores de 60 años, a las que se preguntó sobre el uso de antibióticos cuando eran jóvenes (20-39), de mediana edad (40-59) o mayores (60 años o más). Los investigadores los clasificaron en cuatro grupos: aquellas que nunca habían tomado antibióticos, las habían tomado por períodos de menos de 15 días, de 15 días a dos meses, o durante dos meses o más.

Y los resultados mostraron que las mujeres que usaron antibióticos durante períodos de dos meses o más cuando eran mayores eran un 32% más propensas a desarrollar enfermedades cardiovasculares que las que no usaron antibióticos.

Estos hallazgos significan que de entre las mujeres que consumen antibióticos durante dos meses o más a esas edades, seis mujeres por cada 1.000 desarrollarían una enfermedad cardiovascular, en comparación con tres por cada 1.000 mujeres que no habían tomado antibióticos.

Teniendo en cuenta los efectos adversos potencialmente acumulativos, cuanto más corto sea el uso de antibióticos, mejor

El trabajo es el estudio prospectivo más grande diseñado para investigar el vínculo entre el uso de antibióticos y el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

Para Qi hay que considerar que es un «estudio observacional y, por lo tanto, no puede mostrar que los antibióticos causan enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares; solo que existe un vínculo entre ellos». En cualquier caso, sugiere que los antibióticos «deben usarse solo cuando son absolutamente necesarios. Teniendo en cuenta los efectos adversos potencialmente acumulativos, cuanto más corto sea el uso de antibióticos, mejor».

Comentarios

X