Aneurisma, enfermedad silenciosa que ataca a los puertorriqueños

Dr. Fermando Joglar, Líder de la Sociedad de Cirugía Vascular y Endovascular de Puerto Rico

Gladyra I. Archilla
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

La Aneurisma es una de las enfermedades cardiovasculares asintomáticas que más amenaza la vida de muchos puertorriqueños. Sin embargo, una calidad de vida alejada del hábito de fumar, el sedentarismo, el sobre peso, la diabetes e hipertensión, podría evitarla.

A juicio de los cirujanos vasculares y endovasculares, doctores Fernando Joglar y William Quiñones, prevenir el surgimiento de otras condiciones podría ser la solución para no sufrirla.

“La aneurisma posee un cuadro clínico que predispone a los pacientes hacia esa dirección. Las causas relacionadas producen accidentes vasculares que reducen la vida de los pacientes”, expresó el Dr. Joglar, Líder de la Sociedad de Cirugía Vascular y Endovascular de Puerto Rico (SCVEPR).

“No causa síntomas hasta que se rompe. Y si eso ocurre, ya es demasiado tarde”, dictó.

Igualmente, hay factores de riesgo similares a otras enfermedades de riesgos de las piernas y el corazón que se pueden considerar y observar.

Pero, ¿qué es una aneurisma?. El doctor William Quiñones, Cirujano Vascular con más de 30 de experiencia en el UCLA Medical Center en Los Angeles, California.

“La aneurisma es la formación de un saco o globo donde debe haber un tubo que se dilata o se hace más grande la arteria. Según se va poniendo más grande mayor es el riesgo de que se rompa”, aseguró el Dr. Quiñones,‘Las indicaciones actuales para el uso y la eliminación de los filtros de vena cava inferior’ y ‘Tratamiento de las disecciones residuales después de la reparación abierta de las disecciones de tipo A’.

Le puede interesar:   Sistema inmune de población general podría ‘debilitarse’ durante la cuarentena

Esta es una enfermedad que, por lo regular, no la padecen las personas jóvenes, por eso la edad es un factor de riesgo vigente. Sus venas, el corazón y las arterias pueden fallar con el tiempo, producir fallas y complicaciones.

Pero, ¿cuáles son esos factores relacionados a las causas de la aneurisma?. Aunque podrían ser varios, los principales son la edad, el fumar, presión alta (hipertensión), diabetes, sobre peso y vida sedentaria.

“El fumar es uno de los factores más malos y está estrechamente ligado a la formación de aneurismas. Está asociado a las estreches de las arterias porque causa una inflamación que pone las arterias finitas y duras, muy propensas a que se tapen. Eso se ha visto mucho y es una condición que, si el paciente sigue fumando, no importante el tratamiento al cual sea sometido, con el tiempo se va a tapar porque continua haciendo algo que provoca que las arterias se tapen”, insistió el Dr. Joglar, Profesor del Recinto de Ciencias Médicas y líder de Cirugía Vascular en el Centro Médico de Río Piedras.

El peso razonable es otra de las circunstancias de vida que hay que mantener para alejarse de esta condición, como de la diabetes y la hipertensión.

“También hay factores hereditarios que podrían predisponer la condición. Como una familia donde ha habido varios casos de ataques al corazón, aneurisma. Que dicho sea de paso, por lo general, un 20 a 25% de pacientes que la sufren tienen un familiar que ya sufrió un aneurisma. Eso nos obliga a tomar en consideración el historial familiar”, argumentó el Dr. Quiñones, Profesor de Cirugía en la Escuela de Medicina de la Universidad UCLA y Director del Centro ‘UCLA Aortic’.

Le puede interesar:   La historia de la doctora que enfrenta el COVID-19 mientras está embarazada

La presión alta y la diabetes también son factores de riesgo. La presión está alta esa capa interna de la arteria que está en contacto con la sangre se daña, se pegan plaquetas y comienza el proceso de formación de placas. La diabetes se asocia al sobre preso. Y aunque se relaciona el estrés con la aneurisma su interacción directa es con la hipertensión.

“Estudios señalan que en Puerto Rico sobre un 40% de la población, padece de diabetes, condición que predispone la formación de placas y estreches de las arterias, entre otras complicaciones”, sumó Joglar.

Por último, la vida sedentaria es uno de los más grandes problemas de los pacientes. Ambos galenos insisten en que hacer ejercicios, caminar un poco, contribuye a contrarrestarla.

La aneurisma en edad temprana muchas veces ocurre en pacientes con otras condiciones de salud que predisponen la situación. Como la necrosis de la capa media de la Orta, el síndrome de Marfan que es un desorden que afecta el tejido conectivo. Generalmente se transmite de padres a hijos a través de los genes, pero también puede ser el resultado de una mutación genética espontánea.

“Hay aneurisma traumáticas causadas por accidentes, y las que ocurren en niños son sumamente raras y, por lo general, tienen otras manifestaciones”, puntualizó Quiñones.

Comentarios

X