Alternativas de tratamientos no invasivos a pacientes con cáncer de tiroides comienzan a dar frutos

Daniela Carmona Matos, estudiante de medicina de la Escuela San Juan Bautista.

Jean Mitchelle Vélez
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Investigadores de la Universidad de Alabama en Birmingham están desarrollando un estudio para ofrecer terapias u ofrecer un nuevo mecanismo de lectura de imágenes a pacientes con cáncer de tiroides, quienes -en la actualidad- no tienen alternativas de tratamientos y muestran resistencia a ellos.

Los carcinomas de tiroides son la neoplasia endocrina más prevalentes. Sin embargo, aproximadamente el 20% de los pacientes no responden bien a la terapia, ya que las neoplasias malignas tiroideas se diferencian y pierden la capacidad de absorción de radioyodo.

Daniela Carmona Matos, estudiante de tercer año de la Escuela de Medicina San Juan Bautista, desde que comenzó su carrera, investiga esta terrible enfermedad. Sin embargo, mientras hacía un internado en Estados Unidos, solicitó una beca para darle seguimiento a este estudio que promete grandes posibilidades.

Lo que hicimos fue buscar qué receptores podríamos identificar como targets para terapias o hacer imágenes, ya que tenemos pacientes que se nos hace difícil usar los métodos tradicionales porque ese método no puede ver los tumores, pero sí están ahí. Iniciamos investigación con cáncer tiroideo medular, pero en la literatura no había mucha investigación de cáncer de anaplásico de tiroides, papilares y/o foliculares, siendo el anaplásico el peor; (pues) casi no hay prevalencia, pero va a ser un cáncer metastásico y la sobrevivencia es bien bajita. Miramos los niveles de expresión de ese cáncer más agresivo tanto a nivel de mensaje y codificación de genes, y lo que vimos fue habían unos cánceres que expresaban esos receptores -5 en total- y en particular nos interesaba el receptor 2 porque están en diferentes tipos de cáncer, incluyendo los agresivos»,

indicó la joven oriunda de Cayey.

La somatostatina (SSTR, receptor que estudian) es un péptido inhibidor de presentación natural que se ubica en el cuerpo humano y ejerce su acción al unir los receptores 1-5 de la somatostatina. Varios carcinomas humanos han demostrado distintos receptores de somatostatina de expresión y, desde entonces, han brindado la posibilidad de imágenes de diagnóstico y terapia con análogos de SST radiomarcados (por ejemplo, octreotide, pasireotide y KE-108).

Parte de sus hallazgos señalaron que estos se expresan de manera distinta a nivel de mensaje y proteína, lo que daría paso a utilizar medicamentos análogos como agentes terapéuticos para los cánceres agresivos de tiroides. «Los SSTR siguen siendo un objetivo de drogas relevante y prometedor contra los cánceres de tiroides no medulares»,

añadió Carmona Matos, quien espera seguir sus estudios en cirugía general.

Lo que hacemos es que esas drogas las podemos sacar o llevar dentro de esas células a través de estos receptores, mediante un monoclonal que hace el envío y se liberaría dentro de la célula»,

subrayó.

Por otro lado, ya se encuentran trabajando en el área de anticuerpos y la conjugación de las mejores alternativas en cuanto a drogas, en modelo celular y ratón.

Comentarios

X