Agentes biológicos, opción de tratamiento para las enfermedades reumáticas

Agentes biológicos, opción de tratamiento para las enfermedades reumáticas
Lorena Ramírez
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

Si siente dolor excesivo en las extremidades y articulaciones e incapacidad para realizar algunos movimientos, este malestar lo puede estar causando una enfermedad reumática como la artritis inflamatoria, la artritis reumatoidea, la osteoartritis o tal vez el lupus.

Estos síntomas pueden ser alertas tempranas para que asistas al reumatólogo a tiempo, quien se encargará de identificar cuál es la razón del dolor que te aqueja y podrá diagnosticar qué tipo de enfermedad reumática tienes; si es el caso, además te dará el tratamiento de acuerdo al diagnóstico obtenido. 

“La mayoría de los pacientes que llegan a consultar a un reumatólogo lo hacen porque están sufriendo de dolor crónico y la función del reumatólogo es determinar por qué ese paciente tiene dolor”,

cuenta la reumatóloga Amarilis Pérez de Jesús.

¿Cuáles son las enfermedades reumáticas más comunes?

Osteoartritis 

La osteoartritis es una condición donde el paciente padece de dolor en las articulaciones, mayormente este dolor se concentra en las rodillas y la cadera.

También se presenta entumecimiento de las manos en horas de la mañana que dura alrededor de 10 a 15 minutos.

Artritis reumatoide

La artritis reumatoide afecta las articulaciones principalmente de las manos, pero puede afectar también las rodillas, la cadera y los pies.

Lo que la diferencia de la osteoartritis es que la artritis reumatoide puede afectar órganos internos mientras que la osteoartritis no. 

Lupus 

Contrario a lo que piensan muchas personas, el lupus no es un cáncer, es una condición reumática de las llamadas enfermedades de colágeno; que se caracterizan porque el sistema de defensas ataca a sus propios órganos, lo cual ocurre también en la artritis reumatoide.

En el lupus podemos ver más manifestaciones a nivel de riñón, de pulmones y de la piel, en esta última podemos encontrar erupciones.

Básicamente cada una de las artritis es un mundo diferente.

Si la artritis es de tipo inflamatorio necesariamente es auto-inmune y es allí donde nuestro sistema de defensa ataca nuestros propios órganos.

Pesquisa clínica de la enfermedad

La doctora Amarilis cuenta que lo primero que se debe hacer ante un paciente con dolor crónico es un buen historial, ya que este es el que va a guiar sobre qué tipo de artritis o condición está afectando, además también es indispensable escuchar al paciente.

Luego entonces, se hace un examen físico y de acuerdo a estos hallazgos se ordenan las pruebas de laboratorio (las radiografías, sonografías de mano, velocidad de sedimentación, proteína reactiva, factor reumatoideo, etc) y un sin número de laboratorios especializados que finalmente van a permitir hallar la raíz del problema.

Tratamientos para la enfermedad reumática

Cuando el paciente ya ha sido diagnosticado, por ejemplo con osteoartritis y solamente tienen envolvimiento de una sola articulación las inyecciones intraarticulares funcionan bastante bien.

Para el caso de la osteoartritis de rodilla se utiliza la viscosuplementación que es un tratamiento especializado que ayuda mucho al paciente con el dolor y el  movimiento de la articulación.

Por otro lado, cuando hablamos de una condición de artritis reumatoide el tratamiento es variado, se pueden usar antiinflamatorios no esteroideos, esteroideos o comúnmente conocidos como agentes modificadores de la enfermedad donde podemos encontrar metotrexato, leflunomida, hidroxicloroquina, etc.

De igual manera se utilizan los llamados agentes biológicos que fue lo último que salió al mercado para manejo directo de artritis reumatoide, estos fueron los primeros medicamentos que se utilizaron únicamente para el manejo de artritis reumatoide.

“Dentro de los agentes biológicos afortunadamente tenemos una gama grandísima de tratamientos para estos pacientes, que quizás hace 20 o 25 años atrás no existían. Son medicamentos especializados por ello el paciente tiene que ser muy bien educado en cuanto al tratamiento y un reumatólogo es el que debe estar a cargo de manejar este tipo de medicamentos en el paciente”,

explica la doctora Amarilis Pérez de Jesús.

Afortunadamente, hoy en día existe un gran espectro de tratamientos tanto para los pacientes de osteoartritis o procesos degenerativos, como para los procesos autoinmunes y las respuestas frente a ellos han sido muy satisfactorias.

Realmente los pacientes con enfermedades reumáticas pueden lograr una buena calidad de vida si se empieza un tratamiento adecuado a tiempo.

Recomendaciones para un estilo de vida saludable

El ejercicio es indispensable en estos casos, y aunque muchos pacientes con enfermedad reumática refieren que no hacen ejercicio porque tienen mucho dolor realmente si se tiene dolor lo mejor es darle movimiento a las articulaciones adoloridas.

Si la inflamación es muy notoria se pueden realizar ejercicio en agua, que ayudan de gran manera a reducir la inflamación.

En cuanto la alimentación es importante tener en cuenta que  los alimentos ricos en azúcares, harinas procesadas, gluten, entre otros empeoran la condición inflamatoria; así que se debe educar a este paciente para que se retire de ese tipo de alimentos.

Los pacientes con gota tienen que tener muy en cuenta la dieta también. Ya que la gota también es un tipo de artritis. 

“Básicamente se debe hacer una modificación en el estilo de vida, no fumar, hacer ejercicio, comer de manera balanceada y seguir al pie de la letra las indicaciones de los especialistas. Cada paciente es un mundo y hay que individualizar cada tratamiento”,

concluye la doctora Amarilis Pérez de Jesús.

Auspiciado por Artritis Reumatoide.

Comentarios

X