Adolescente se enfrenta a diagnóstico de rabdomiosarcoma en estadío 4

Doctora Natalia Fernández

Jean Mitchelle Vélez
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Luego de pasar varias veces por sala de emergencia tras la presencia de dolor pélvico e incontinencia urinaria, un joven de 15 años de edad, con historial médico de asma, fue diagnosticado con cáncer rabdomiosarcoma después de que urólogos dieran con la malignidad.

La residente de segundo año, Natalia Fernández, del Hospital Pediátrico Universitario del Centro Médico, sostuvo una conversación con MSP, donde afirmó que el adolescente tuvo que ir dos veces a urgencias. El personal médico pensó que era una infección de orina, la cual se intentó tratar con antibióticos, pero los síntomas fueron empeorando hasta que el joven comenzó a retener orina.

Le pasan un foley y ven que tenía más de medio litro de orina. Lo envían para acá pensando que era infección crónica, pero no sabían bien, y fue atendido en urología. Llega aquí y sí, tiene retención urinaria, en los análisis no salió infecciones y él negaba que estaba activo sexualmente. Negó fiebre, escalofríos, ni síntomas de infección, y sus signos vitales estaban bien. Se le manda un sonograma de vejiga y riñones y se ve una masa en próstata. Urología siguió el caso, pero fue admitido al Hospital Pediátrico general y urología lo lleva a sala de operaciones para sacar una biopsia pensando que era una inflamación crónica o que era una malignidad y sí, resultó ser malignidad llamada rabdomiosarcoma que ese tipo de cáncer no tiene nada que ver con el cáncer de próstata en edades avanzadas».

Este tumor suele manifestarse durante la edad pediátrica hasta en un 4% de los pacientes, y puede darse en cualquier músculo del cuerpo donde hayan tejidos blandos. Por lo general, la próstata y la vejiga se analizan en conjunto y la aparición de las anomalías, podrían ocurrir hasta en un 5%, lo que se considera bastante extraño y se ha visto que se presentan en niños menores de dos años o durante la adolescencia.

Los síntomas que este joven de 15  años experimentó, son los que caracterizan el cáncer rabdomiosarcoma, pero no es un diagnóstico común. Hasta hace un tiempo, se practicaba la remoción total del tumor, pero en la mayoría de casos, los pacientes quedaban con problemas como disfunción eréctil e incontinencia urinaria. Actualmente esta técnica ha cambiado, se comienza con sesiones de quimioterapia para que el tumor disminuya su tamaño y en algunos casos, se recurre a radioterapia localizada para evitar daños en otros órganos, finalmente se procede a la remoción de la protuberancia.

La familia del adolescente afectado por esta anomalía, tomó la decisión de trasladarse a Estados Unidos para continuar tratamiento en el Saint Jude Hospital, donde fue aceptado bajo el protocolo de rabdomiosarcoma.

Allá está recibiendo quimioterapia y está en estadío cuatro porque hizo metástasis en pulmón. Ellos envían un reporte a la oncóloga de acá y nosotros mantuvimos contacto con la familia», mencionó la doctora.

Una particularidad de este caso clínico, es que si el paciente hubiera mostrado avances con el sometimiento al tratamiento, no se hubiese hecho metástasis. Esta premisa parte de que durante cinco años, el paciente con este tipo de tratamientos sobreviven: del 65 al 70%, pero con metástasis baja a menos de 30.

Para finalizar el diálogo con la Dra. Fernández, se realizó una invitación a los pacientes que crean tener anomalías pélvicas o renales. «Lo que queremos llevar con este caso es que pacientes que presenten retención urinaria, dolor pélvico severo y en los análisis no hay infecciones, deben de hacerse un sonograma vejiga y riñón, es barato y rápido», concluyó la galena Fernández en entrevista con la Revista Medicina y Salud Pública.

Comentarios

X