Administración de Compensación por Accidentes de Automóviles (ACAA)

La ACAA fue creada por la Ley Núm. 238 del 26 de junio de 1968.  La entidad fue ideada por el economista Juan B. Aponte.  El propósito de la ley es reducir los efectos económicos y sociales que producen los accidentes de tránsito sobre la familia y demás dependientes de sus víctimas y proporcionando a éstas: servicios médico-hospitalarios, compensación por pérdida de ingresos, compensación por muerte, desmembramiento y gastos fúnebres.

En principio la idea de crear esta corporación pública es extraordinaria y de un gran valor médico y social. Sin embargo, después de funcionar de forma adecuada por varios años gradualmente los hospitales y médicos comenzaron a rechazar a los pacientes afectados por accidentes automovilísticos. La razón principal ha sido la pobre y tardía compensación a los médicos y hospitales. Al presente el número de hospitales y médicos que aceptan a estos pacientes se ha reducido marcadamente.

San Cristobal Cancer Institute – 300 PTM

La ACAA tiene ingresos de alrededor de $86.4 millones al año. La ACAA tiene un contrato de capitación, realmente de decapitación, con el Centro Médico de Puerto Rico. En un contrato firmado el 30 de junio de 2014 por la Lcda. Dorelisse Juarbe Jiménez como Directora Ejecutiva de la ACAA y el Lcdo. Irving A. Jiménez Narváez, Director Ejecutivo del Centro Médico se indica que el Centro Médico recibirá $700,000 mensuales para tratar a todos los pacientes involucrados en accidentes automovilísticos. Pero al Centro Médico le cuesta $1.3 millones al mes, de forma que Centro Médico pierde $600,000 al mes, $7.2 millones al año.  El máximo que recibirá el Centro Médico por parte de la ACAA será de $8.4 millones al año.  Los accidentados que están en violación a la ley—sin licencia, marbete vencido, intoxicados con alcohol y otros no están cubiertos por la ACAA.  El Hospital de Trauma tiene que darle tratamiento pero no son remunerados. El costo del intensivo del Hospital de Trauma es de $2,100.00 por día, ACAA paga $950.00 por día y los planes privados pagan mucho menos.  Es evidente que el  contrato entre la ACAA y el Centro Médico de Puerto Rico es uno leonino a favor de la ACAA.  

¿Dónde estaban los abogados del Centro Médico que recomendaron la firma de ese contrato en contra de los mejores intereses del Centro Médico?

Por tanto, no se sorprenda que el Centro Médico tenga un déficit operacional crónico y recurrente y que todos los años tenga que acudir a la legislatura solicitando una aportación millonaria para continuar funcionando.  

Algunos obreros accidentados en ocasiones están cubiertos por tres planes—el Seguro Choferil, la ACAA y el Fondo de Seguro del Estado.  Esos gastos duplicados o triplicados deben ser revisados para eliminarlos.  Mi sugerencia es que se legisle para enmendar las leyes que crearon la ACAA y la Corporación del Fondo de Seguro del Estado para eliminarlos como proveedores de servicios médicos.  Su función se limitaría a determinar la incapacidad del accidentado y compensarlos adecuadamente. El exceso de ingresos de la ACAA, $80 millones y el exceso de ingresos generados por la CFSE serían asignados al Plan de Salud del Gobierno (PSG).  Los obreros o personas involucrados en accidentes de automóviles o motocicletas serán tratados cerca de su área de residencia, no serían trasladados al Centro Médico que es mucho más costoso que el tratamiento que pueda ser brindado en los hospitales de la periferia.

Al introducirse la Reforma de Salud en el 1994 el gobierno se quitó de la prestación de servicios médicos y contrató con planes privados.  La eliminación de proveer servicios por parte de la ACAA y la CFSE es cónsona con la política pública del gobierno que empezó en el 1994.  La ACAA y la CFSE gastan una cantidad millonaria en publicidad, esos fondos también deberán ser asignados al PSG para su funcionamiento.

El mundo da vueltas. Les someto a los lectores la siguiente pregunta retórica. Sería interesante que la Lcda. Dorelisse Juarbe y el Lcdo. Irving Jiménez pudieran intercambiar sus posiciones al momento en que firmaron el contrato entre la ACAA y el Centro Médico.  ¿Qué posición diferente asumirían? Es importante colocarse en los zapatos del otro cuando se  toman decisiones que resultan atropellantes contra otra persona u otras agencias del pueblo de Puerto Rico.  Invito al lector a que averigue en que puesto se desempeñan los firmantes de ese contrato entre la ACAA y el Centro Médico de Puerto Rico.  

 

Enrique Vázquez Quintana, MD

X