A la vanguardia de las convenciones científicas en Puerto Rico

De izquierda a derecha: Ivette Colón, Nelly Feliciano, Rina Vega, Lilliam Rodríguez y Merna Morales. Foto: Manuel Vega

Las coordinadoras de convenciones médicas tienen la responsabilidad sobre el avance médico y clínico en la Isla

“Los que realmente participan de las convenciones, buscan el contenido científico que se ofrece, su calidad, que sea innovador, con las últimas tendencias”

La educación médica continua en Puerto Rico resulta compulsoria para los médicos. Investigadores de calibre mundial brindan herramientas clínicas necesarias para continuar en paso de avanzada y posicionar la Isla en el sitial de la cumbre científica a nivel internacional. Asimismo, ofrecerles los mejores servicios médicos a los pacientes puertorriqueños.

Y es que detrás del éxito de una convención médica y científica, se encuentra una mente creativa que tiene sobre sus hombros la responsabilidad de que el evento médico reúna todos los estándares tanto a nivel científico como médico. De esta forma, especialistas fusionan conocimientos con sus pares y se benefician de avances en la aplicación de tratamientos clínicos.

Los congresos médicos puertorriqueños aportan a la economía y el turismo puertorriqueño. Esto, a su vez, se mezcla con el logro de que se establezcan colaboraciones internacionales para continuar fortaleciendo la investigación científica y clínica de Puerto Rico.

Testigos de esta labor son Rina Vega Delgado, Ivette Colón Dodge, Merna Morales Morales, Lilliam Rodríguez Capó, Nelly Feliciano Cintrón y Vilma Pérez, quienes devienen las caras detrás del éxito de las convenciones científicas que se realizan en Puerto Rico y posibilitan el espacio para unir los médicos de la Isla, lograr colaboraciones internacionales y, lo más importante, otorgar servicios de salud de calidad a pacientes.

Las aportaciones de dichas mujeres emprendedoras y el éxito de médicos puertorriqueños, tanto a nivel local como internacional, son reveladas por la Revista Puertorriqueña de Medicina y Salud Pública (MSP), quien organizó una mesa redonda desde el Hotel San Juan, para conocer la historia detrás de los logros científicos de una convención médica y la importancia de que cada evento científico cuente con coordinadores de vasto conocimiento de regulaciones y estrategias de educación médica en la industria de la salud en Puerto Rico.

  • A la vanguardia de las convenciones científicas en Puerto Rico
    “Los congresos médicos son fundamentales para el avance en el tratamiento de condiciones en Puerto Rico, pero también para la búsqueda de estrategias de prevención”, sostuvo Vilma Pérez.

¿Cómo describirían los cambios en la industria médica?

Rodríguez Capó: “La industria de la salud experimenta transformaciones que nos obligan a avanzar. Esto es algo cíclico. Cada 10 años entran regulaciones nuevas, nosotros somos ese intermediario entre entender e interpretar las nuevas reglas y aplicarlas”.

Vilma Pérez: Las nuevas guías de tratamiento de enfermedades es algo muy importante y de lo que siempre se debe estar pendiente. Por ejemplo, hipertensión, diabetes y colesterol. Lo vital de estas actividades es llevar la información médica y científica más actualizada a los médicos en cuanto a tratamientos y avances clínicos de enfermedades. También hay que tomar en cuenta la prevalencia de muchas enfermedades en Puerto Rico para partir de ahí y que los médicos tengan las herramientas suficientes para seguir tratándolas y previniéndolas que es bien importante. Esto va acompañado con la prioridad de los médicos que es promover el cumplimiento de la terapia del paciente. Los médicos se preocupan mucho por la educación del paciente y lograr la prevención de sus condiciones.

Vega Delgado: “En los últimos 20 años, la industria farmacéutica ha recibido una transformación total, que nace de la necesidad de regular el área de mercadeo y educación médica no solamente en Puerto Rico, sino a nivel nacional. Todo esto también surge de la presión de grupos de apoyo a pacientes ante el Congreso y las casas farmacéuticas, para que cambie el modelo de mercadear los distintos medicamentos que iban aprobándose.  Había necesidad de llevarles una información balanceada a los médicos y esto requería independencia de la parte de mercadeo y las conferencias médicas y científicas. Hoy día, se ha logrado que los contenidos y las conferencias científicas estén totalmente separadas y cada vez más la prioridad es la educación del médico”.

Feliciano Cintrón: “A partir de 2008, los Gerentes de Productos, educadores en salud o representantes de las compañías, tenían que concentrarse en educar a médicos sobre el valor añadido de los productos. La prioridad dentro de las regulaciones era educarlos, porque la meta es tener personas saludable en el país”.

¿Cuáles son sus prioridades en términos de educación continua del médico?

Vega Delgado: “El contenido científico es lo más importante, porque existen muchas propuestas de educación continua disponibles. Los que realmente participan de las convenciones, buscan el contenido científico que se ofrece, su calidad, que sea innovador, con las últimas tendencias. En esto, la tecnología nos ha ayudado mucho, mientras más interactivos sean los programas, más probabilidades de éxito tendrá el programa científico establecido”.

¿Cómo ha sido la transformación del concepto de las convenciones y promoción de la parte científica?

Rodríguez Capó: “Con los avances hemos logrado comités científicos bien estructurados, que velan por la calidad y el cumplimiento de las guías que se requieren tanto de tratamientos como de la conferencia. En ese caso, somos un apoyo a los médicos, quienes también realizan otros simposios durante el año con temas un poco más especializados. Una de las partes neurálgicas para la organización de un congreso médico es la recaudación de fondos. Este es el reto que enfrentamos en términos de la situación económica que enfrenta al país y el desarrollo de congresos médicos en Puerto Rico. Tenemos que hacer lo mismo, con menos presupuesto, mayor calidad y más científicos. Ahí debemos procurar que los congresos vayan de la mano con la tecnología, creatividad y educación de los médicos.  Otro asunto es que el mercado de los medicamentos genéricos ha aumentado por mucho. Apostamos a orientar al cliente respecto a los ajustes que debemos hacer, pero yendo de la mano de estrategias para aumentar la matrícula en los congresos. También la unión de organizaciones médicas de distintas especialidades es parte de las tendencias que se están dando. Trabajamos por hacer buenas campañas de reclutamiento, donde por diferentes plataformas le hagamos saber a los médicos sobre el contenido científico, temas atractivos del congreso y de la apertura y el beneficio que tendría el mismo para sus colegas”.

Vega Delgado: “Ocurre una trans-formación gigantesca en los últimos 30 años. Cuando salieron las drogas para reducir el colesterol, de presión arterial, entre otros, crearon una demanda grande desde el punto de vista de las farmacéuticas para la industria. Crecieron las fuerzas de ventas, pero en los últimos cinco años se ha venido encogiendo. ¿Por qué? La tecnología ha hecho que los medicamentos que se aprueban ahora sean biotecnológicos. Ya no son enfermedades crónicas las que hay que tratar, sino nichos bien específicos”.

Colón Dodge: “Algo que también nos ha funcionado es que no solo pensemos en el médico, si no en ese técnico que trabaja por ejemplo con el gastroenterólogo, las enfermeras, el terapista respiratorio con el neumólogo, entre otros profesionales de la salud que ayudan al médico”.

¿Cómo han podido crear las estrategias necesarias para mantenerse en el mercado?

Feliciano Cintrón: “Estamos expandiendo los eventos médicos hacia otras especialidades, para que se nutran de otros conocimientos clínicos y se conviertan en apoyos adicionales a los médicos. En cuanto a presupuestos, hemos trabajado para atemperarlos a las necesidades reales de los médicos, sin perder la calidad”.

Morales Morales: “El reto es poder distribuir el presupuesto a áreas donde realmente se necesita, ser conservadores con los gastos, buscar opciones más económicas, entre otras estrategias como el seguimiento de los médicos y estar pendientes de sus necesidades”.

Vilma Pérez: Uno tiene que conocer su cliente, sus necesidades y ser aliados y afines en una misma línea porque se tratan de profesionales con mucho trabajo y necesidades. Aunque los esfuerzos se han triplicado, el estar de la mano de las necesidades del médico, el planificar con mucha más anticipación ha sido clave y el tener claro el propósito de la actividad y las metas para con ella ha sido clave para continuar en alianza con la industria farmacéutica.

¿Cuánto aportan estos eventos a la economía del país?

Vega Delgado:” Sin duda alguna en los últimos años esta industria ha crecido significativamente. Hace 15 años atrás había cinco y seis congresos, hoy día puede haber sobre los 30 o 40. Los médicos y profesionales de la salud son fieles participando de los congresos locales y no tienen que invertir en viajar a otros países para recibir su educación continua. Todo este panorama ha aportado a la economía del país y muchos hoteles se han beneficiado también del apoyo de esta industria”.

Colón Dodge: “Nuestros eventos tienen múltiples componentes, porque para los congresos médicos, nosotros subcontratamos empleados como por ejemplo el área audiovisual, montaje de exhibidores, entre otras áreas significativas”.

Rodríguez Capó: “Esto es algo que nos gustaría que nuestro gobierno mirara, porque nosotros estamos recibiendo muchos congresos internacionales. Esta coyuntura refleja el interés de otros por los talentos de la Isla. Estamos ayudando a hacer un impacto económico positivo en medio de la crisis”.

¿Cómo se ha trabajado para garantizar la calidad de las conferencias médicas?

Feliciano Cintrón: “La responsabilidad recae como en un 80% sobre el comité científico de la organización médica y también la agencia acreditadora. Nosotros somos el apoyo en la selección de temas y conferenciantes”.

¿Cómo describirían que estos eventos aportan al tratamiento de las enfermedades que más afectan a los puertorriqueños?

Vega Delgado: “Más allá de la educación médica, es importante la educación al paciente. Todas las partes entendemos que el compromiso social de los eventos es primordial por el término de prevención de enfermedades, por ejemplo, el cáncer colorrectal, asma, vacunas. Se han creado coaliciones y alianzas entre el sector privado, público y los médicos para educar al país”.

¿Qué tan necesario es el coordinador para realizar un evento médico y científico?

Vega Delgado: “Trabajamos en una de las industrias más reguladas que existen. Cada evento tiene que cumplir con regulaciones bien estrictas. Nuestra función es que nuestros clientes lleven a cabo programas que no salgan de la línea científica, porque las mismas agencias acreditadoras, asistentes, auspiciadores, necesitan tener la confianza de que se cumple con todas las regulaciones de la industria. Nuestro reto mayor es que haya este grupo de profesionales que pongan en práctica estos eventos de acuerdo con las regulaciones de la industria farmacéutica. Es imprescindible que haya profesionales que organicen los eventos en la industria de la salud con el amplio conocimiento de los reglamentos de la industria.

Morales Morales:” Un coordinador es la mano derecha de las organizaciones médicas y su junta de directores. Es la persona que orienta, que asesora, se asegura de que todo sea un proceso transparente y de suplir las necesidades de los médicos. Entiendo que el coordinador de evento es la pieza medular para continuar promoviendo la creación de congresos de salud en Puerto Rico”.

Rodríguez Capó: “Un coordinador es clave en el desarrollo de un congreso, porque es el enlace entre la industria y los médicos”.
Colón Dodge: “De coordinadoras, pasamos a ser consultoras, porque el trabajo de la coordinación de un evento médico es parte de nuestra consultoría”.

Comentarios

X